Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcohólicos Anónimos alerta: “Los botellones son una puerta al alcoholismo”

La asociación, que cumple 54 años en Avilés, detecta un incremento del número de jóvenes que acuden a pedir ayuda, “hasta veinteañeros”

Jóvenes en un botellón en el parque del Carbayedo.

Jóvenes en un botellón en el parque del Carbayedo. I. G.

“Los jóvenes corren un enorme riesgo con los botellones, porque se pueden convertir en la puerta para llegar muy fácilmente al alcoholismo, una enfermedad lenta, progresiva y mortal. No tiene cura”. La advertencia la realizan desde la asociación Alcohólicos Anónimos de Avilés, que conmemora el 54.º aniversario de su fundación en la ciudad, donde también se ubica la oficina de servicios generales del colectivo para toda España. La alerta es seria: “Cada vez vienen chicos más jóvenes a buscar ayuda. Ya hemos recibido a algún veinteañero”, asegura Juan, uno de sus miembros.

El colectivo espera poder iniciar en breve sus visitas a los centros educativos de la comarca, una vez que se empiezan a levantar las restricciones por la pandemia del covid-19. Una de sus grandes preocupaciones es el incremento del número de botellones y la participación cada vez mayor de menores, muchos incluso preadolescentes. “Cuando voy a un colegio a impartir una charla, siempre digo que ojalá con 13 años alguien me hubiera venido a contar el riesgo que se corre con el alcohol, el peligro que tiene, porque es muy fácil empezar a beber y pasar a consumir otras drogas”, asegura Juan.

Alcohólicos anónimos tiene cuatro grupos de trabajo en Avilés, que se reúnen dos días a la semana, pero evitando coincidir, de tal manera que haya al menos un encuentro diario y facilitar así la participación. En los últimos años, no ha dejado de crecer el número de personas que se acercan a esta organización sin ánimo de lucro. “Los participantes en cada grupo fluctúan mucho, pero si un día nos reuniéramos todos, llenaríamos el Suárez Puerta tres veces”, señaló Juan en referencia al campo de fútbol donde juega el Real Avilés Industrial.

El confinamiento y la prohibición de reuniones por la pandemia supuso un mazazo enorme para los integrantes de Alcohólicos Anónimos, que tuvieron que recurrir a encuentros telemáticos. “Muchos consiguieron mantenerse y las recaídas fueron mínimas gracias a esos encuentros virtuales. Fue muy duro, porque las reuniones –duran dos horas– sirven para que cada uno de los participantes relate su historia, cuente sus miedos, sus frustraciones, sus alegrías, sus avances... Y el resto escucha. Y ese proceso es un bálsamo que se convierte en una necesidad para aguantar una hora detrás de otra, un día detrás de otro, sin beber”, señala Juan.

El gran riesgo era especialmente para los que se habían incorporado a los grupos de trabajo más recientemente, y sobre todo los más jóvenes, “con los que hay que trabajar para que entiendan que no solo están deshaciendo su vida, sino también la de quienes les quieren”, asegura Juan.

Han sido varios los alcaldes, entre ellos el de Gozón, Jorge Suárez, que han solicitado públicamente la implicación de las familias para evitar que los menores de edad participaran en botellones multitudinarios que durante los meses de verano se han celebrado en distintas localidades de la geografía asturiana hasta altas horas de la madrugada.

El aumento de personas jóvenes que se acercan a Alcohólicos Anónimos, unido a los macrobotellones que se extienden a lo largo y ancho de la región, hacen que desde este colectivo se ponga más énfasis todavía en trasladar a los jóvenes que “si no se toma la primera copa, uno no se puede uno emborrachar”. Y si eso ocurre, el riesgo de beber cada vez más y con el paso del tiempo acompañar el alcohol con otras drogas, es muy elevado, por no decir casi seguro, alertan.

Alcohólicos Anónimos de España celebrarán el próximo mes de octubre su XI convención nacional. A lo largo de toda su historia, siempre han mantenido los mismos principios y un objetivo primordial: “mantenernos sobrios y ayudar a otros alcohólicos a alcanzar el estado de sobriedad”.

Compartir el artículo

stats