Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambia planea exigir indemnizaciones a los ediles que apoyaron el contrato del agua

La confluencia señala a los concejales que dieron luz verde al cambio de gestión: “Si hubiera sido con su dinero, no lo habrían hecho”

Los concejales Llarina González y Agustín Medina, en una imagen de archivo.

Los concejales Llarina González y Agustín Medina, en una imagen de archivo. Mara Villamuza

Pese a que el Ayuntamiento de Avilés está obligado a compensar al socio privado de la empresa del agua (Asturagua) por el desequilibrio económico detectado en el contrato, como así viene recogido en el documento suscrito hace más de once años y como viene defendiendo el gobierno local (PSOE), la primera fuerza de la oposición reitera que “no se pueden dar por buenas las cifras aportadas por la empresa” y avisa ahora con abrir un nuevo frente: la posibilidad de pedir responsabilidad patrimonial a quienes apoyaron el contrato del agua.

“El siguiente paso que vamos a dar es estudiar hasta que punto los concejales que aprobaron con su voto el cambio de gestión y las condiciones del contrato pueden tener responsabilidad patrimonial”, anunció ayer la concejala de Cambia Avilés (CA) Llarina González.

La edil volvió a replicar al portavoz socialista, que la acusó de “seguir mintiendo” en todo este asunto del contrato del agua y el desequilibrio económico detectado al cumplirse el segundo quinquenio desde la entrada en vigor del contrato. “Los pliegos obligan a compensar el desequilibrio, no es una opción que pueda decidir el Pleno municipal”, había subrayado Campa.

Para empezar a corregirlo, el PSOE plantea compensar a Asturagua con dos millones procedentes del remanente, la primera medida de otras que está analizando la consultora Centium en un informe que verá la luz en días. “El gobierno reconoce que firmaron un contrato lesivo para la ciudad, solo intentan disparar contra quienes defendemos los intereses de Avilés y que denunciamos el atraco legal que firmaron hace 10 años. El gobierno reconoce la escasa o nula capacidad que tiene el Ayuntamiento en los temas referidos al agua. Decir que hay plena gestión del agua en Avilés es un insulto mayúsculo a la inteligencia colectiva. Que asuman la hipoteca a la que han condenado a la ciudad. Hace unos días salía en prensa que Avilés tiene la tasa de pobreza infantil más alta de Asturias. Y no se les cae la cara de vergüenza a los socialistas de Avilés al dar 2 millones a una multinacional francesa”, concluyó González.

Compartir el artículo

stats