Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Apolo revive en San Jorge de Heres

Los vecinos organizan un ciclo con el exministro Corcuera y prevén más actividades en la que fue sede de la actividad juvenil en los 70

Obras de reparación del Club Juvenil Apolo de San Jorge de Heres.

Obras de reparación del Club Juvenil Apolo de San Jorge de Heres.

El Club Apolo fue el motor juvenil de San Jorge de Heres en los años setenta. Algunos vecinos de la parroquia decidieron reflotar este edificio, comprobaron su estado y observaron que tenía una serie de deficiencias. Aunque resulte paradójico, comenzaron la obra por el tejado. “Fue una obra grande”, admite José Luis García, “Bayón”, una de las personas que en los tiempos muertos ayudó a renovar la techumbre junto a, principalmente, Gabriel Fernández. “Hubo una colaboración enorme por parte de todo el pueblo, conseguimos 12.000 euros y sin subvenciones”, señala. La renovación del teatro Apolo contó además con una obra de dos artistas, Mónica Solar y Soraya Sainz. Solar fue la encargada de decorar las marquesinas de la parroquia de Laviana con diferentes motivos. En esta ocasión, Solar y Sainz, pintaron a cuatro manos una figura de San Jorge y el dragón. “Es la capilla sixtina de Gozón”, apunta “Bayón”, que recordó además que el edificio del teatro Apolo, situado a pocos metros de la iglesia parroquial, depende de la Fundación del Patronato de las Escuelas de Heres.

Una vez que el edificio esté listo, los vecinos quieren inaugurarlo por todo lo alto y organizar un ciclo de conferencias en el que participen el exministro José Luis Corcuera, el presidente de la Fundación Foro Jovellanos del Principado de Asturias, Ignacio García-Arango Cienfuegos-Jovellanos y el profesor luanquín Luis Ignacio García. Entre las personalidades que se pueden sumar a ese ciclo se encuentra también el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, sostienen desde la organización. La intención es que esas jornadas se celebren a finales de septiembre o principios de octubre.

“También organizaremos sesiones de ópera en una televisión de 65 pulgadas”, detalla “Bayón”, que explica además que para esas actuaciones “será necesario ir vestido de etiqueta rigurosa como si el Apolo fuera al teatro”. Otra fiesta prevista para la inauguración oficial será una espicha gratuita para todos los colaboradores en la obra, tanto para los que trabajaron como para los que aportaron su grano de arena económicamente para la compra de material.

Compartir el artículo

stats