Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE defiende el cambio de gestión del agua: “Ha sido muy positivo para Avilés”

“Si Cambia Avilés quiere volver a llevar el contrato a los tribunales, que lo hagan; conocen el camino de ida y vuelta”, replica Campa a la confluencia

Manuel Campa.

Manuel Campa. Ricardo Solís

Continúa el choque entre los partidos de izquierdas a cuenta del desequilibrio económico del contrato del agua de Avilés, plato fuerte del Pleno ordinario que se celebrará el próximo día 23. El concejal de Desarrollo Urbano y Económico y portavoz del grupo socialista, Manuel Campa, defendió ayer que “el cambio de gestión del agua ha sido muy positivo para el Ayuntamiento y para la ciudad” e invitó a la confluencia de Podemos e IU, que continúa sembrando dudas sobre lo firmado una década después, a acudir otra vez a la justicia: “Si Cambia Avilés quiere volver a llevar el contrato del agua a los tribunales, que lo hagan. Conocen perfectamente el camino de ida y el de vuelta”.

Los socialistas inciden en que “Cambia Avilés sabe muy bien que el contrato de la gestión del agua ha sido el más analizado de Avilés, de la misma manera que son conocedores de los importantes beneficios que ha supuesto para la ciudad”. Campa volvió a echar mano de los números del agua en su réplica a la concejala de Cambia Llarina González. Ese acuerdo contractual, germen de la sociedad mista Aguas de Avilés, permitió “realizar inversiones fundamentales en las infraestructuras del servicio que habrían sido muy difíciles de asumir para el Ayuntamiento en aquel momento” –estaba muy endeudado–, amortizar 19,75 millones de euros de deuda municipal (“con el ahorro consiguiente de 1,7 millones”), ejecutar inversiones fundamentales para la ciudad por un importe de 11 millones y afrontar gastos corrientes del Consistorio por 1,76 millones.

“Creemos que el resultado ha sido muy positivo para el Ayuntamiento y para la ciudad. Y por ello, volveríamos a tomar la misma decisión, guiados y cumpliendo escrupulosamente los informes técnicos y centrándonos siempre en nuestro objetivo fundamental de mejorar la calidad de los servicios públicos”, apuntó el portavoz socialista.

Desde el gobierno avilesino vienen acusando a la confluencia de mentir de forma retirada sobre todo lo referido con la gestión del agua en el municipio. El debate se ha reabierto por el desequilibrio millonario detectado. Como viene informando este periódico, en la revisión quinquenal del contrato del agua se detectó que Asturagua no está obteniendo la rentabilidad que se acordó en 2009, cuando el PSOE y el PP dieron luz verde al cambio de gestión del servicio. El equilibrio económico del contrato se mide a través de la tasa de rentabilidad o TIR del socio privado. No puede estar por debajo del 4,48% y se halla en el 2,13%. El Ayuntamiento está obligado por contrato a restablecer ese equilibrio de su socio privado. Y lo que plantea el PSOE como primera medida es destinar dos millones del remanente municipal para empezar a reducir ese agujero.

“Mentirosos compulsivos”

“Miente también CA cuando afirma que el gobierno municipal considera que el contrato fue lesivo para la ciudad. No lo fue, muy al contrario. Si en estos momentos se deben asumir acciones para garantizar el equilibrio del contrato es porque las condiciones del mismo eran muy ajustadas a la evolución de los costes del servicio y, por tanto, beneficiosas para los intereses del Ayuntamiento, de la ciudad y de la ciudadanía”, prosiguió Campa en su respuesta a la confluencia.

Para el portavoz socialista, “Cambia Avilés padece de mitomanía persistente, comportamiento que guía la conducta de los mentirosos compulsivos o habituales. “Es recurrente que usen la mentira como salvavidas a sus argumentos cuando sus planteamientos son anulados por la evidencia”, sentenció.

Compartir el artículo

stats