Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soto del Barco se afianza como destino vacacional

“La declaración de dos fiestas de interés turístico fue clave”, destaca el concejal de Cultura en la muestra de LA NUEVA ESPAÑA

Jesús Sánchez Suárez y Francisco Javier García Rodríguez, en la exposición “Avilés y comarca, en portada”.

Jesús Sánchez Suárez y Francisco Javier García Rodríguez, en la exposición “Avilés y comarca, en portada”. Fernando Rodríguez

Soto del Barco se ha afianzado como destino vacacional. Los turistas llegaron en masa este verano al concejo ribereño, una estampa que se viene repitiendo en los últimos años y que el concejal de Cultura, Francisco Javier García Rodríguez, vincula a la labor de promoción y a “dos hitos fundamentales”: la declaración de la procesión de San Juan y el Festival de la Angula de La Arena como Fiestas de Interés Turístico. “Si algo destaco de los últimos treinta años, es el salto cualitativo que ha dado el concejo en materia turística”, señala el edil en su visita a la muestra que repasa, portada a portada, los 30 años de la edición avilesina de LA NUEVA ESPAÑA y que se puede visitar hasta mañana en el Centro de Interpretación Puerta del Mar.

“Este verano fue exagerado la cantidad de gente que vino. No hay casas para acoger a tantos visitantes. Lo que ocurre es que tenemos mucha segunda vivienda y en invierno esto se queda vacío”, indica el arenesco Jesús Sánchez Suárez, muy activo en el movimiento asociativo sotobarquense. Para García Rodríguez, ese despegue turístico va directamente relacionado, además, con la apertura del Hotel Palacio de La Magdalena, de casas rurales y de los negocios de hostelería y gastronomía, que año a año van en aumento en el concejo sotobarquense.

Destacan ambos de las noticias más recientes publicadas por este periódico una histórica demanda vecinal que al fin ha visto la luz, como es el arreglo de la carretera a Ranón. “Da gusto verla, esa ha sido una lucha de muchos años. Hay quien dice que es demasiado para Ranón. Nunca es demasiado, al contrario”, subraya Sánchez Suárez mientras repasa las portadas que conforman la muestra “Avilés y comarca, en portada”.

El arenesco echa la vista atrás y rememora aquellos tiempos en los que La Arena era capital pesquera, en los que la rula era un no parar, en los que se sacaban de la playa de Los Quebrantos toneladas de carbón: “La Arena tenía antes más encanto, cuando era un auténtico pueblo de pescadores. Siendo niño, sentado en un noray, vi entrar hasta tres veces en una tarde a la misma embarcación con pescado. Había un trajín tremendo de embarcaciones, se cogían miles de toneladas de carbón en la playa, el pueblo tenía hospital, fábricas de conservas”, enumera Jesús Sánchez.

“Pero eso fue mucho antes”, le interrumpe el concejal de Cultura. Y prosigue: “El concejo mejoró muchísimo en infraestructuras. Perdimos población, pero como en todos los sitios. También se puso en marcha este Centro de Interpretación, La Puerta del Mar, y también hemos sido noticia por un campeón del mundo de remo, el chaval de Soto Rubén Álvarez Pedrosa”.

Ambos reflexionan cuando se les pregunta por ese titular sobre Soto del Barco que desearían leer en portada en LA NUEVA ESPAÑA. Coinciden en una: se inaugura la pasarela sobre el Nalón. Pero añaden más antes de abandonar la sala que reúne hasta mañana en La Arena la selección de portadas de los últimos 30 años de este periódico. “Se inaugura un polígono industrial en Soto del Barco. Eso sería un gran titular, conllevaría atracción de empresas y creación de empleo”, desea el concejal. “Tocó la lotería en Soto del Barco”, quiere leer Jesús Sánchez.

Compartir el artículo

stats