Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cs pide negociar con Asturagua y Vox ve “un escándalo” en el desequilibrio del agua

El PP tiene dudas sobre la obligación de compensar a la empresa y deja en manos de sus juristas el análisis del informe de la consultora

El camarero Néstor Palizas, con una jarra de agua en un establecimiento del barrio de Sabugo.

El camarero Néstor Palizas, con una jarra de agua en un establecimiento del barrio de Sabugo.

Las lecturas políticas al informe emitido por la consultora que analizó el desequilibrio del contrato del agua son tan diversas como las siglas. El Partido Popular (PP) tiene dudas sobre la obligatoriedad de compensar económicamente al socio privado de Aguas de Avilés (Asturagua) y deja en manos de sus juristas el análisis del informe de la consultora Centium. Ciudadanos pide negociar con la empresa para buscar soluciones al problema con la mínima subida de tarifas y el cumplimiento del contrato mientras que en Vox hablan directamente de “escándalo” y ya tienen claro que se opondrán a destinar dos millones de euros del remanente municipal a Asturagua.

La portavoz del PP, Esther Llamazares, avanzó ayer que pedirá reuniones con el gobierno local y con la propia empresa para analizar el documento que también revisan los jurídicos del partido para fijar posición sobre la posible compensación millonaria a Asturagua. El resto de partidos de la oposición vienen defendiendo desde que trascendió la crisis del agua que la decisión sobre la subvención de los dos millones compete al PSOE y al PP, los dos únicos grupos ahora con representación que firmaron en 2009 el contrato.

“Sigo teniendo dudas de que el Ayuntamiento esté obligado a responder económicamente para restablecer el equilibrio económico en su totalidad. No se da ninguna de las situaciones que recoge la Ley de Contratos del Sector Público”, apuntó ayer Llamazares.

Subir el recibo del agua de los avilesinos un 2,7% al año más el Índice de Precios al Consumo (IPC) hasta 2034, compensar este año en dos millones a Asturagua y que los beneficios que obtiene la sociedad mixta Aguas de Avilés (los dividendos) se transfieran vía compensación directa al socio privado son las principales medidas que plantea la consultora Centium para que la empresa recupere el equilibrio económico del contrato (ahora el desajuste hasta 2034 se cifra en 17,3 millones).

“Entendemos el informe de Centium como soluciones de máximos, y creemos que deberíamos negociar con nuestro socio privado acuerdos para ponernos al día. No se tienen por qué aplicar ni todas las medidas ni en su grado máximo. Somos partidarios de negociar y buscar soluciones que concilien la mínima subida de tarifas al ciudadano y el cumplimiento del contrato con nuestro socio en lo que queda de este mandato”, señaló en nombre de Ciudadanos la concejala Carmen Pérez Soberón.

Y es que la formación naranja entiende que “no deberíamos condicionar a la futura corporación que surja de las elecciones de 2023”. “Conminamos a solucionar un problema ahora y no crear otro más grande. Hay que ponerse al día con nuestro socio privado, Asturagua”, señaló Soberón, quien subrayó que “las condiciones financieras del contrato nos dejan muy expuestos al estar referenciadas al Euribor, un parámetro que no controlamos en absoluto”.

A quien ha resuelto dudas el informe de Centium es a la formación minoritaria de la Corporación, más próxima ahora al discurso de Cambia Avilés (CA). “Al principio creíamos que el contrato del agua era otra chapuza pero ahora está claro que esto es un auténtico escándalo de dimensiones incalculables para los avilesinos”, señaló ayer la portavoz de Vox, Arancha Martínez Riola. La concejala defendió que el contrato “leonino” suscrito en 2009 “solo beneficia al socio privado”.

“Se llevó a cabo con unas estimaciones completamente irreales, a mano alzada y sin un mínimo cálculo real. El socio privado está más blindado que los mismos bancos, mientras el Ayuntamiento siempre sale perdiendo y está obligado a indemnizar a la parte privada aún en aspectos que nada tienen que ver con la gestión del agua, como son los gastos financieros. Es incomprensible que este contrato se haya aprobado en Pleno por casi unanimidad por concejales que están obligados a velar por el bien común de los avilesinos y los intereses municipales. Esta acción debería acarrear consecuencias”, señaló Riola en línea con la confluencia, que está analizando la posibilidad de pedir responsabilidad patrimonial a quienes apoyaron el contrato del agua.

En Ciudadanos no quieren oír hablar de pleitos en este asunto porque “eso sería desastroso para el Ayuntamiento y para los avilesinos”.

Ya hay dos formaciones que dejan claro su rechazo la compensación de dos millones a Asturagua: Cambia y Vox. “No estamos de acuerdo con absolutamente ninguna de las medidas de compensación propuestas en el informe, ni a través del remanente, ni mediante subida de tasas, ni a través de ceder más cesión de beneficios o gestión al socio privado”, concluyó Riola.

Compartir el artículo

stats