Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las tres firmas que pujaron por demoler Baterías optan de nuevo al contrato

Aspiran al desmantelamiento de la coquería Lezama-Los Álamos, Eiffage Infraestructuras y Erri Berri, esta vez en UTE con Afesa Medio Ambiente

Las baterías de coque de Avilés.

Las baterías de coque de Avilés. Ricardo Solís

El plazo para presentar ofertas la nueva licitación del desmantelamientos de las baterías de coque de Avilés se cierrasin sorpresas. Las mismas empresas que optaron al primer concurso optan de nuevo al contrato, confirmaron fuentes próximas al Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). Son la alianza empresarial vasco asturiana Lezama-Los Álamos (la que había resultado adjudicataria en el procedimiento anterior, que acabó echando abajo el Tribunal de Contratos), Eiffage Infraestructuras y Erri Berri. La única novedad es que esta última (la firma que había presentado el recurso ante la adjudicación a Lezama-Los Álamos) se presenta esta vez en UTE (unión temporal de empresas) con Afesa Medio Ambiente.

El “Contrato mixto de los trabajos de redacción de proyecto y ejecución de obra de desmantelamiento y enajenación de materiales y residuos de las baterías de coque en Avilés” salió a mediados de agosto de nuevo a licitación en 15,67 millones y con un plazo de ejecución de un año y medio. La propietaria de los terrenos que ocupa la coquería (la sociedad estatal SEPI Desarrollo Empresarial, Sepides) optó por ajustar al máximo los plazos, con el objetivo de tener adjudicados los trabajos antes de que finalice el año.

El plazo para presentar ofertas expiró a las dos de esta tarde y las tres aspirantes realizaron el trámite en el tiempo legal establecido. La apertura de los sobres que contienen las ofertas económicas tendrá lugar el 11 de octubre, siempre y cuando no se les haya pedido requerimiento de subsanación a alguno de los licitadores que haga que se retrasen los plazos previstos. Sepides confía tener adjudicado el contrato en noviembre.

La sociedad estatal aún no ha presentado al Ayuntamiento su propuesta de reforma del plan urbano. Si bien se anunció inicialmente que se remitiría esa documentación al Consistorio en julio, en Sepides sostienen ahora que confían en hacerlo a finales del mes de octubre.

El parque empresarial que emergerá en los terrenos que ahora ocupan las baterías de coque, el PEPA 2, costará unos 40 millones de euros, tantos como el Centro Niemeyer, que alcanzó los 42.

Compartir el artículo

stats