Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Windar se alía con un astillero británico para competir por parques eólicos marinos

La firma avilesina y Navantia buscan reforzar su posición en el mercado del Reino Unido ante el esperado crecimiento de la eólica flotante

Fabricación de estructuras para el sector eólico marino en los talleres avilesinos del grupo Daniel Alonso. Mara Villamuza

La avilesina Windar Renovables, firma del grupo Daniel Alonso, pisa el acelerador para crecer en el Reino Unido, donde está previsto un fuerte impulso del sector eólico marino. La alianza Navantia-Windar ha firmado esta semana un acuerdo de colaboración con el astillero Harland & Wolff para desarrollar de manera conjunta proyectos de construcción de estructuras para granjas de energía marinas. Las compañías refuerzan con este acuerdo su posición en el mercado de energía eólica offshore (mar adentro) de Reino Unido –es el segundo mayor del mundo tras China– y ante la “revolución industrial verde” anunciada por Boris Johnson. El “plan de 10 puntos” del líder británico incluye la producción de energía eólica marina suficiente como para alimentar cada hogar, cuadriplicando la producción del Reino Unido para 2030 hasta los 40 gigavatios. Windar y Navantia se preparan para competir por los proyectos que están a la vuelta de la esquina.

La colaboración sellada esta semana permitirá combinar la experiencia y la tecnología de Navantia y Windar en la construcción de cimentaciones fijas y flotantes con la capacidad productiva de Harland & Wolff, el astillero con mayor superficie industrial de Reino Unido, de cara a futuros concursos de energía eólica offshore en este país. El mercado de eólica flotante en Reino Unido y en el conjunto de Europa va a requerir una velocidad de producción y entrega de cimentaciones que no podrá lograr un fabricante en solitario. Así, “esta alianza permitirá a Navantia-Windar y H&W contratar paquetes más grandes y convertirse en un fabricante líder en Europa”, explicaron desde la compañía.

El acuerdo se hizo público durante la feria Floating Offshore Wind (FOW) que se celebró esta semana en la ciudad escocesa de Aberdeen. Navantia participó por primera vez en esta cita con el fin de reforzar su posición en el mercado británico e incrementar su cadena de suministro local.

“Estamos muy emocionados de colaborar con dos astilleros de tan larga tradición como Harland & Wolff y Navantia, y de contribuir a escribir una nueva página en el sector de la energía marina. La energía eólica marina está experimentando un proceso de expansión que se acelerará en los próximos años y queremos desempeñar un papel clave en este viaje”, señaló el presidente ejecutivo de Windar Renovables, Orlando Alonso.

Para el consejero delegado de H&W, John Wood, “con esta asociación estratégica se refuerza la capacidad y competitividad de las ofertas, con múltiples espacios que reducirán el riesgo relativo a los plazos, aportarán más innovación y eficiencia y mejorarán la obtención de beneficios”. “Estamos deseando empezar a trabajar con estas empresas a medida que avanzamos rápidamente en el mercado”, dijo.

Desde Navantia destacaron que “la decisión de formar una alianza con Harland & Wolff en el campo de la energía eólica marina se produce tras dos años de colaboración continua en proyectos del sector de defensa, lo que ha permitido consolidar una relación de confianza que ahora se extiende a otras áreas de actividad de ambas empresas. “La incorporación de Harland & Wolff a la asociación Navantia-Windar proporciona a la industria offshore una superficie industrial de aproximadamente cinco millones de metros cuadrados y una capacidad sin precedentes para abordar proyectos eólicos marinos, con especial interés en soluciones flotantes que requieren grandes espacios de montaje y almacenamiento”, declaró sobre el acuerdo el presidente de Navantia, Ricardo Domínguez.

Una alianza público-privada que nació en 2015 y se afianza

La sociedad pública española Navantia y Windar colaboran desde 2015 en la construcción de cimentaciones para energía eólica y han fabricado ya más de cien cimentaciones fijas para distintos clientes. En la actualidad, están construyendo en el astillero coruñés de Navantia 62 jackets para un parque offshore de Iberdrola en Saint Brieuc, en la Bretaña francesa, y han finalizado cinco estructuras flotantes para el parque de Kincardine, en Escocia. Ambas compañías anunciaron recientemente una inversión de 36 millones para una nueva fábrica de monopiles XXL en Fene. En las futuras instalaciones se fabricarán cimentaciones de más de cien metros de longitud y hasta 2.500 toneladas de peso, unos tubos colosales que anclan los eólicos al lecho marino. La nueva instalación estará activa en el segundo semestre de 2021 y se enmarca en el acuerdo marco millonario que la multinacional energética Iberdrola cerró con Windar y Navantia para parques eólicos marinos. Está valorado en 400 millones de euros.

Compartir el artículo

stats