Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El castrillonense David Menéndez interpretará a Fígaro en el teatro Bolshói de Moscú

El barítono se convierte en el único español en conseguir actuar durante cuatro temporadas seguidas en la famosa compañía del teatro ruso

David Menéndez, barítono. Marcos León

El barítono de Castrillón David Menéndez vuelve al teatro Bolshói de Moscú, en esta ocasión para interpretar a Fígaro, el protagonista de la ópera de Mozart “Las bodas de Fígaro”. El intérprete asturiano lleva varios años –en concreto, cuatro temporadas seguidas– trabajando en uno de los escenarios mundiales más destacados de la ópera; de hecho, ningún otro cantante español había conseguido nunca semejante continuidad operística.

“Las bodas de Fígaro”, basada en el libreto en italiano de Lorenzo da Ponte, es considerada como una de las mejores creaciones de Mozart y una de las óperas más importantes de la historia de la música. En otras ocasiones, David Menéndez había interpretado sobre las tablas moscovitas “II viaggio a Reims”, la obra de Rossini que este barítono ha hecho en numerosas ocasiones. Su debut con “Las bodas de Fígaro” estaba previsto para el año anterior, pero el confinamiento por la pandemia alteró los planes y pospuso la fecha de la función a 2021.

La compañía artística del Bolshói se nutre en su mayoría de cantantes rusos, pero suelen invitar a artistas internacionales. En esta ocasión el único invitado es David Menéndez. “Debo de gustar mucho para que me sigan invitando”, comenta orgulloso, pues un papel tan importante es algo que satisface al barítono castrillonense.

En Moscú hay una gran tradición de ir al teatro a disfrutar de óperas y ballets y el edificio Bolshói es uno de los principales atractivos turísticos de Moscú. Durante su reconstrucción, la compañía habilitó un segundo teatro para poder seguir ofreciendo funciones. “Está formado por muchos edificios, por dentro es como una gran ciudad. Dentro de la compañía hay trabajadores de todos los sectores. Ellos mismos confeccionan las prendas y son muy serviciales”, relata el barítono.

“En el teatro se pide que la gente esté con mascarilla y respete la distancia de seguridad. Los medios de transporte están llenos, así que espero que con suerte volvamos a tener pronto el aforo al completo de los teatros”, sentencia el castrillonense.

“Para entrar a los restaurantes piden un código QR para verificar la vacunación. Pero la gente prefiere pagar para falsificar el documento antes que ponerse la vacuna”

David Menéndez - Barítono castrillonense

decoration

Sobre el tema del covid en Rusia, poco se ha escuchado en los medios. “La gente es muy reacia a vacunarse. Pese a ser el país que ha creado una de las vacunas, cuenta con el menor índice de vacunación”, explica el cantante. “Para entrar a los restaurantes piden un código QR para verificar la vacunación. Pero la gente prefiere pagar para falsificar el documento antes que ponerse la vacuna”, añade.

El Bolshói es un “monstruo” cultural, tanto por tamaño como por programación. Hay mucha afición a ir al teatro, y por ello tiene programación diaria y siempre están todas las entradas vendidas. Los domingos, incluso hay doble función, una a las 12.00 y otra a las 19.00 horas.

“El director de escena de la ópera que estamos preparando es ruso y el de orquesta, italiano, pero tengo a mi disposición un traductor. Los trabajadores suelen hacerme incluso dibujos para que pueda entenderles, te ayudan mucho. No tienen nada que ver con el carácter frío de los rusos”, comenta el barítono.

Viajar a Rusia es muy complicado porque las fronteras están cerradas. Para la ida, el castrillonense estuvo casi hora y media en el aeropuerto hasta que comprobaron la documentación que le facilitó la compañía. De este modo, Menéndez recupera la actividad artística que tenía antes de la pandemia.

Compartir el artículo

stats