Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miguel Diéguez, director de la SGAE para la zona Noroeste: “Las plataformas digitales han logrado eliminar la piratería”

“Un guionista, cineasta o cantante, debe de siempre de inscribir su obra en el Registro de la Propiedad; funciona igual que un notario”

Miguel Diéguez. Ricardo Solís

El director de la SGAE para la zona Noroeste, Miguel Diéguez, participó en la XX edición de Avilés Acción Film Festival para ofrecer la charla “Derechos de autor en el mundo audiovisual”, en la Factoría Cultural. Nació en Lugo en 1972 y se licenció en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela.

–¿Cuál es la función de la SGAE?

–Es la Sociedad General de Autores y Editores. Se encarga de defender y gestionar los derechos de Propiedad Intelectual. En Asturias contamos con 3.000 artistas y en Galicia con otros 4.000.

–¿Qué es la propiedad intelectual?

–Tanto la propiedad intelectual como los derechos de autor se encargan de proteger la creatividad de las personas. La propiedad intelectual es el derecho de propiedad que está asociado a la creación que una persona ha realizado y que protege los derechos de los autores de cualquier obra literaria, artística o científica. Los derechos de autor protegen las obras originales de tipo científico, literario y artístico, libros, composiciones musicales, esculturas, pinturas, fotografías, obras audiovisuales. Además también las derivadas como traducciones o adaptaciones.

–¿Cuál es la importancia del derecho de autor?

–El derecho a la propiedad intelectual y el de autor van de la mano. Los autores viven de eso. Para poder vivir, tienen que cobrar. Cuando yo pirateo les estoy quitando parte de su salario impidiendo que puedan comer y seguir desarrollando su actividad que fomenta el crecimiento de la Cultura.

–¿Algún ejemplo con música?

–El primer disco de los Rolling Stone se publicó en 1964 por la Decca Records en Gran Bretaña. Se registró como canción propia “Tell Me”. El resto de temas eran versiones de Blues y Soul americano. En este disco están las tres partes de la propiedad intelectual. Por un lado los autores, por otro los Rolling y también ellos como artistas de las versiones. En las orquestas o los locales de bodas, los derechos los paga el organizador.

–¿Podría decirse que se ha acabado la piratería?

–Las plataformas han conseguido eliminar la piratería gracias a Spotify y otras plataformas de música, pero también las digitales de vídeo como Netflix. Es muy positivo que la gente haya aprendido que la cultura tiene un precio, que no es gratis. Se paga por estas plataformas un precio bastante bajo que incluye varios contenidos. La lucha europea está en que se pague más a los autores.

–¿Dónde recomienda inscribir las creaciones?

– Un guionista, cineasta o cantante, debe de siempre de inscribir su obra en el Registro de la Propiedad. Funciona igual que un notario, y es mucho más barato o tiene coste nulo.

Compartir el artículo

stats