Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Idonial desarrolla en su centro de Avilés un novedoso recubrimiento antigrafiti

La Fundación asentada en el Parque Científico Tecnológico ya ofrece su producto antivandalismo para videoporteros, vagones de tren y autobuses

El director gerente de Idonial, Íñigo Felgueroso, en las instalaciones de Idonial. M. Villamuza

La Fundación Idonial ha desarrollado en sus instalaciones avilesinas un nuevo recubrimiento antivandalismo, un producto que ya ofrece para su aplicación sobre materiales metálicos, vidrio y plásticos, en los que evitar que pintadas y pegatinas estropeen las superficies y haya que invertir miles de euros en su limpieza y reparación.

Una empresa asturiana, Normagrup, ya lo aplica en sus videoporteros y varias empresas de ámbito nacional se han interesado por su desarrollo a medida para aplicarlo, por ejemplo, en vagones de tren y autobuses. Otro paso a futuro es su aplicación en hormigón, lo que permitiría usarlo en las fachadas de edificios.

La experiencia de Idonial en esta tecnología, denominada “solgel”, y su programa de desarrollo de nuevas aplicaciones le ha valido a la Fundación el reconocimiento del CDTI en 2020 como “Centro de Excelencia Cervera” en la Tecnología “Funcionalización superficial para aplicaciones en sectores de alto impacto económico y social”.

“La superficie es la ‘piel de los materiales’, ya que es la parte que está en contacto con el medio y expuesta a las condiciones ambientales. Esto hace que pueda sufrir agresiones tan variadas como la corrosión, el envejecimiento o los ataques vandálicos”, explica Ramón Bernardo de la Rúa, director del departamento de superficies de Idonial, ubicado en el Parque Científico Tecnológico Avilés Isla de la Innovación y donde se trabaja en desarrollar nuevos recubrimientos protectores mediante funcionalidades avanzadas.

De la Rúa describe la tecnología “solgel” como un método de obtención de capas finas sólidas que se generan a partir de la polimerización de un compuesto generalmente de silicio. “Son capas finas y transparentes, de tipo vidrio o cerámica, y pueden diseñarse para obtener propiedades muy interesantes sobre diferentes sustratos”.

Detalle del nuevo producto desarrollado por Idonial M. Villamuza

Basándose en esta tecnología, un equipo liderado por la doctora en Ciencias Químicas Maria Fe Menéndez trabaja en la obtención de recubrimientos antivandalismo. “El vandalismo, especialmente en entornos urbanos, se manifiesta en ataques a los materiales por medio de la aplicación de pintadas y pegatinas. Este es un problema que genera un elevado impacto visual, pérdidas millonarias y problemas ambientales derivados de las tareas de limpieza”, explica el director del área de superficies de Idonial.

La Fundación empezó a desarrollar el nuevo recubrimiento en 2018. El objetivo es evitar que las pinturas de espray o las pegatinas se adhieran sobre las superficies. “Las pegatinas no se sostienen sobre el material, mientras que las pinturas de espray se quedan depositadas sobre el recubrimiento, pero no se adhieren. De este modo la pintura se queda depositada como un film que se puede retirar muy fácilmente simplemente tirando de él. Esto evita la degradación del material y el consumo de agua, disolventes o detergentes para su limpieza”, explica Ramón Bernardo de la Rúa.

Las características de este nuevo recubrimiento son que es totalmente transparente, de bajo coste y fácilmente industrializable. Además, puede ser aplicado sobre diferentes materiales como metales, vidrios o plásticos”, añadió el directivo.

Precisamente son estas peculiaridades las que han permitido que ya se haya podido comercializar. Así, la empresa Normagrup, asentada en Llanera y líder en tecnologías de iluminación y con divisiones que incluyen productos expuestos al vandalismo callejero, ya ha desarrollado una solución a medida de esta tecnología para uno de sus productos. Se trata de unos videoporteros de los que se puede retirar fácilmente pegatinas o limpiar las pinturas vandálicas sin que se vea dañada su superficie.

Pero no es la única. Según explicó De la Rúa, “ya hay un gran número de empresas nacionales que están interesadas en nuevos desarrollos a medida y ya se trabaja en fórmulas para su adaptación a nuevos materiales que serán objeto de investigación en los próximos años desde Avilés. “Algunos desarrollos a futuro puede ser por ejemplo trabajar sobre hormigones, lo que permitiría proteger fachadas de edificios”.

La doctora en Ciencias Químicas que lidera el proyecto, María Fe Menéndez, puntualiza: “Estos recubrimientos son como un traje para cada modelo y cada sustrato necesita sus ajustes”. En el futuro, el hormigón es un buen candidato para ahorrar miles de euros a comunidades de propietarios y administraciones públicas en la lucha contra el vandalismo.

La Fundación Idonial se constituyó en 2019 con la fusión de los centros Itma y Prodintec, ambos con décadas de experiencia en la investigación, desarrollo e innovación de nuevos materiales y fabricación avanzada para distintos sectores productivos.

Cuenta con sedes en Avilés, Gijón, Llanera y Madrid, y todo su equipamiento e instalaciones se distribuyen entre las oficinas técnicas, talleres y laboratorios. Entre ellas, líneas integrales que permiten testar nuevos materiales y procesos productivos, así como centros de ensayo, y plantas piloto de demostración tecnológica en electrónica impresa y procesado de bioplásticos.

Compartir el artículo

stats