Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recibo del agua subirá el 3,2% y el IBI no superará el 2%, según el plan del PSOE

Cambia quiere aplicar la contribución a las viviendas vacías y el centro y la derecha quieren más ventajas para las familias numerosas

Raquel Ruiz con los concejales de Ciudadanos Javier Vidal García y Jose Ferrera. | Mara Villamuza

El recibo del agua subirá el año que viene un 3,2% en Avilés y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) no superará el 2% de incremento, según la propuesta que trasladó ayer el gobierno local (PSOE) a los grupos de la oposición. Como adelantó este periódico hace días, los socialistas plantean para 2022 la congelación de las tasas, precios y tributos municipales y las únicas novedades que incluye la propuesta son las bonificaciones a familias numerosas, la aplicación de la subida del IPC de agosto en el recibo del agua (como viene recogido en el contrato, y que en este caso es del 3,2%) y el coeficiente de las categorías de nuevas calles en el Impuesto de Actividad Económica (cuando algún vial no aparezca comprendido en el índice fiscal de calles, el coeficiente a aplicar será el correspondiente a la calle que lo tenga mayor de todas con las que se cruce o el del vial más próximo).

La congelación fiscal significará en el caso del recibo del IBI que en unos casos disminuirá, en otros se mantendrá y en algunos podrá haber un incremento, pero “siempre inferior al 2%”. Será el último año de variación, ya que en 2022 la revisión catastral deja de tener efecto. “Hay que tener en cuenta que en el ejercicio 2019 el gobierno local solicitó la aplicación de un coeficiente de actualización de los valores catastrales de los bienes inmuebles urbanos, siendo por tanto aplicado un coeficiente de actualización en el municipio de Avilés del 0,93 sobre los valores catastrales, haciendo que estos se redujeran en un 7% en el municipio.

En 2022 habrá que ver el efecto de estas dos circunstancias, tanto la de ser el último año de revisión catastral como la bajada de los valores catastrales en un 7% y en función de cómo quede el recibo medio y la situación de ingresos al acabar 2023, año donde se prevé una situación de mayor normalidad, con una actividad y un crecimiento económico previo a la pandemia, proponer modificaciones puntuales del tipo entonces”, explicó Raquel Ruiz, concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Avilés.

Los socialistas consideran que no es momento de subidas ni bajadas de impuestos hasta que se consolide la recuperación de la crisis que trajo el covid. Será entonces el momento de “hacer una revisión global de los impuestos, tasas y precios municipales” y de las “modificaciones que afectarán a los próximos ejercicios”.

El gobierno aprovechó el inicio de la negociación de las ordenanzas para avanzar una reducción de la previsión de crecimiento del presupuesto del año próximo. El crecimiento presupuestario para 2022 se reduce del 3,2 al 1,7% debido a la caída de la recaudación impositiva prevista. “Hay que tener en cuenta que la suspensión de las reglas fiscales se han prorrogado para el ejercicio 2022, pero aún no se dispone de información sobre el criterio que será de aplicación en 2023”, incidió Ruiz sobre los próximos ejercicios.

De cara a la negociación de las cuentas municipales, los socialistas avilesinos apuestan por continuar con una “política presupuestaria prudente que reafirme la sostenibilidad de las finanzas públicas a medio plazo” pese a la suspensión de la regla de gasto y a que en los próximos años habrá un incremento del gasto público financiado con fondos europeos y un aumento del “esfuerzo inversor”. “Si bien es cierto que en el futuro el diseño actual de la regla de gasto para el conjunto de administraciones debería de revisarse, consideramos que el objetivo del cumplimiento de estabilidad presupuestaria debería mantenerse”, añadió Ruiz.

Según sus cálculos, el porcentaje de deuda vida se sitúa en el 26% y el remanente en 16,7 millones, de los cuales unos seis se reservarán para mantener el equilibrio económico en 2022.

Bonificaciones

La propuesta de los socialistas para el año próximo incluye bonificaciones de entre el 20 y el 50% de los precios públicos de las actividades de la Fundación Municipal de Cultura y de la Fundación Deportiva Municipal que requieren inscripción o matrícula previa. La renta familiar mensual, tanto para la categoría general como para la especial, no puede superar en dos veces el salario mínimo interprofesional.

Ciudadanos pide más. “Nos parece insuficiente. Vamos a intentar negociar esos tramos para que las ayudas lleguen a más familias y que recojan las reivindicaciones de la Asociación de Familias Numerosas de Asturias”, señaló el concejal Jose Ferrera, quien también ve necesario revisar las bonificaciones de IBI a estas familias. La formación naranja ve correcta la congelación fiscal, pero apelando a la recuperación económica pide una bonificación del 70% de la cuota del IAE para nuevas actividades empresariales y la bonificación del IBI a las instalaciones solares y las obras para mejorar la calificación energética de los edificios.

“Vemos bien en principio que no propongan subidas, pero vamos a presentar alegaciones a las propuestas de la creación de un fondo social y a las ayudas a familias numerosas. No descartamos presentar alguna propuesta más”, señaló la portavoz de los populares avilesinos, Esther Llamazares, tras la reunión con la concejala de Hacienda.

Cambia Avilés cuestiona que el PSOE siga sin tener en cuenta la implantación del IBI para ricos y confía en que la nueva Ley de vivienda abra la puerta a la aplicación de la contribución en los inmuebles vacíos. “Ha sido una primera toma de contacto en la que el gobierno no ha planteado ninguna novedad, lo mismo de siempre”, criticó Tania González, portavoz de la confluencia.

La primera toma de contacto con Vox está prevista para mañana, miércoles.

Compartir el artículo

stats