Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés aspira a ser polo de investigación en torno al hidrógeno como combustible

La ciudad estará preparada al final de esta década, gracias a los centros de I+D, para ofrecer soluciones de almacenamiento y transporte del gas

Un trabajo centro tecnológico Idonial.

Un trabajo centro tecnológico Idonial. M. Villamuza

Avilés estará preparada al final de esta década para ofrecer soluciones al almacenamiento y transporte del hidrógeno verde, una fuente de energía aún en desarrollo que los expertos prevén sea competitiva en 2030. La Fundación Idonial, surgida de la fusión de los centros tecnológicos y de investigación ITMA y Prodintec, ya trabaja en desarrollos con el acero para conseguir tanques y contenedores que faciliten gestionar un gas más ligero con mayor fiabilidad y ciclo de vida.

El hidrógeno verde es un vector energético flexible y su futuro uso se plantea más en el sector industrial y en el transporte, sobre todo pesado y aéreo, que en el doméstico. Pero los expertos coinciden en que hoy por hoy, la tecnología todavía no es competitiva, aunque sí lo será a partir de 2030, cuando se prevé que los costes de producción de esta energía limpia se habrán reducido en un 50 por ciento. Es más, se calcula que en 2050, cuando la Unión Europea pretende conseguir cero emisiones contaminantes, la demanda se multiplique por diez.

El Principado ya está en la carrera de la producción de hidrógeno verde, y para ello ha creado la Mesa Regional del Hidrógeno, a la que ya pertenecen casi 40 entidades y empresas. El objetivo es canalizar y coordinar iniciativas para impulsar este vector energético, para lo que necesita fondos europeos. De momento ya se han presentado 34 proyectos por importe de 3.776 millones de euros, según explicó la directora general de Energía, Belarmina Díaz, en el II Salón Norte Renovables., celebrado en Avilés la semana pasada.

La Fundación Idonial comparte una hoja de ruta para el despliegue del hidrógeno verde en el Principado a través de un consorcio en el que están integrados el clúster del metal Metaindustry4, el grupo Hunosa (que actúa como coordinador), Duro Felguera, Imasa, Incar, la Universidad de Oviedo y EDP. También colaboran la Fundación Asturiana de la Energía, Nortegas, Idesa, TSK, Windar, Química de Nalón e Hidritec. Los principales objetivos de este consorcio son el de generar una estructura regional que permita “potenciar y posicionar” a la región como referente en el ámbito del hidrógeno verde a partir de su tejido investigador e industrial. A partir de ahí, se trata de reforzar la capacidad de la industria asturiana para producir, almacenar y transportar el uso del hidrógeno verde. Y todo ello para introducir esta energía sostenible como fuente en el nuevo modelo energético del Principado.

Íñigo Felgueroso, director gerente de Idonial, señaló que el centro tecnológico ya está preparado para “realizar nuestra aportación a la cadena de valor” del hidrógeno verde para el almacenamiento y transporte de este gas, clave para la descarbonización que busca Europa. “Nuestro diferencial es el conocimiento y la experiencia en el comportamiento de los materiales”, en el que está especializado el personal que trabaja en las investigaciones del Parque Científico y Tecnológico. Otra ventaja añadida es la Manzana del Acero, en la que trabajan mano a mano en Investigación, desarrollo e innvación (I+D+i) investigadores de la Fundación Idonial y Arcelor-Mittal, fabricante de acero. Se trataría, en un primer momento, de conseguir tanques de almacenamiento y cubas de transportes con menos volumen que las actuales para reducir peso y costes, pero con la más elevada calidad y garantía de seguridad que las actuales.

Los expertos coinciden en señalar que los depósitos en los que se almacena el gas natural servirían también para el hidrógeno verde, pero la clave está en que por su volumen necesita tuberías de mayor diámetro y en el elevado incremento de la demanda que se espera, lo que también implica la necesidad de poder transportarlo. “La complejidad técnica y tecnológica es enorme, pero llevamos tiempo trabajando en ello, y si hay los suficientes recursos, es solo cuestión de tiempo que se resuelva. Avilés concentra todo lo necesario para conseguirlo: investigación, tecnología, fabricación e industria consumidora. Tenemos todos los mimbres”, aseguró Íñigo Felgueroso. Y añadió que “con el hidrógeno van a surgir también nuevos productos, y ya vamos a ello”.

Compartir el artículo

stats