Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hombre resulta herido en Avilés al caer de una motocicleta en la calle Santa Apolonia

Una conductora quintuplica la tasa de alcohol permitida al volante tras provocar un accidente en la glorieta de la avenida San Agustín

La calle Santa Apolonia. Ricardo Solís

Dos accidentes registrados en el puente del Pilar en Avilés se saldaron con un herido de consideración. Se trata de un corverano de 62 años que sufrió el lunes por la mañana una caída de la motocicleta en la que circulaba por la calle Santa Apolonia.

Según la versión policial, el motorista se cayó del vehículo al disponerse a accionar los frenos ante el turismo que le precedía, que se encontraba detenido por el tráfico. Como consecuencia de accidente, el conductor sufrió una fractura de tibia, motivo por el cual fue necesario su traslado en ambulancia al Hospital Universitario San Agustín. 

Esa misma noche, los agentes de la Policía Local de Avilés apercibieron a una conductora que quintuplicó la tasa de alcohol permitida al volante tras provocar un accidente en la glorieta de la avenida San Agustín con la calle Fuero. Según su versión, una conductora de 37 años vecina de Muros de Nalón impactó en su coche contra otra vehículo al incorporarse a la glorieta al no atender la prioridad de paso. La mujer acabó detenida por un presunto delito contra la seguridad vial al conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Las mismas fuentes indicaron que dio 1,34 y 1,30 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en la prueba de alcoholemia.

La Policía Local detuvo ese día a otros tres conductores por presuntos delitos contra la seguridad vial: a un gijonés de 56 años que dio positivo en drogas y que circulaba por la calle Buenavista pese a tener la inspección técnica del vehículo caducada y no tener ya puntos en el carné; a un avilesino de 41 años que circulaba por Santa Apolonia pese a haber perdido también todos los puntos del carné de conducir y al que los agentes había dado el alto porque que el alumbrado del vehículo incumplía las condiciones reglamentarias, y a un castrillonense de 18 años al que sorprendieron por la avenida de Lugo pese a no haber sacado nunca el permiso de conducir.

También hubo apercibidos la pasada madrugada. Los agentes detuvieron por un delito contra la seguridad vial a un varón de 56 años, vecino de Gijón, al ser sorprendido conduciendo un turismo por la calle Navarra, constándole una pérdida de vigencia en su permiso de conducir, tras haber agotado su saldo de puntos. Sometido a las pruebas de detección de droga arrojó un resultado positivo en el test indiciario salival.   

Además, fueron denunciados en vía administrativa dos conductores por hacerlo con presencia de droga en el organismo.

Compartir el artículo

stats