Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fidelidad lectora merece premio

Avilés agasaja a los niños y adultos que más uso han hecho del servicio municipal de préstamo de libros y películas

Los lectores más empedernidos de la biblioteca Bances Candamo, ayer, con sus premios. | Mara Villamuza

Los lectores más empedernidos de las bibliotecas municipales de Avilés recibieron ayer un premio a su fidelidad con la lectura. La red de bibliotecas municipales de Avilés celebró en la biblioteca Bances Candamo el Día de las Bibliotecas y la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, reconoció a los usuarios y usuarias que más utilizaron el servicio de préstamo a lo largo de este año y el pasado. En 2020 no se pudo celebrar este acto debido a la pandemia.

Los superlectores infantiles son tres niñas y seis niños, con edades entre los 5 y 14 años, que han superado los 140 préstamos. Pelayo Prieto tiene 8 años y a su edad es todo un devorador de libros. “Los libros que más me han gustado son los del ‘Diario de Greg’, un niño que vive aventuras con sus amigos”, señaló el pequeño lector.

Por su parte, los superlectores adultos fueron cuatro mujeres y un hombre, que han llevado a sus hogares más de 230 documentos. Pero los libros no son lo único que se puede coger prestado de las bibliotecas. Marta Senabre recibió el diploma pero no ha leído nada, “Me gusta mucho ver películas, veo muchas”, explicaba la cinéfila orgullosa de su premio.

Como regalo, los adultos recibieron una obra de Emmanuel Carrère –último Premio Princesa de Asturias de las Letras– y un ejemplar de “Los Vencejos”, de Fernando Aramburu; mientras que los niños y niñas fueron agraciados con lotes de libros adecuados a sus edades: “El banquete de los monstruos”, “Érase una vez una sirena”, “Yo quiero el mundo”, “Rosalía y el diente que no se caía”, “No crezcas nunca” y “El ciclo del eterno emperador”, entre otros.

Desde 1997 se conmemora el Día de las bibliotecas, una iniciativa de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, con la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en recuerdo de la destrucción de la biblioteca de Sarajevo, incendiada en 1992 durante la Guerra de los Balcanes. Coincidiendo con esta fecha tan señalada, la biblioteca de La Luz ha vuelto a abrir sus puertas tras las obras de mejora que se han realizado durante los dos últimos meses.

Compartir el artículo

stats