Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La costera de la angula abre con la simbólica captura de 130 gramos pagados a precio de oro

El primer lote subastado en la rula de La Arena, el pescado por David Reina, cotizó a razón de 1.159 euros el kilo: “No saqué ni para el seguro”

Marisa Alvaré y Antonio Reina preparan las angulas capturadas para su subasta.| Ricardo Solís

Tres horas “cribando” el agua de la playa de San Pedro de la Ribera (Cudillero) le valieron a David Reina, de 39 años, para ingresar 104,31 euros (de los que habrá que descontar la tasa de intermediación que cobra la rula), el magro botín de una noche a la angula. El pescador que primero entregó ayer a primera hora de la mañana en la lonja pesquera de La Arena las capturas de la jornada inaugural de la costera de angula –90 gramos una vez pasadas por báscula– bromeaba con la posibilidad de que la ganancia le diese “al menos” para pagar el seguro que debe contratar para cubrir los riesgos de la actividad, que no es, desde luego, su principal fuente de ingresos: “De pescar angula no vive nadie, eso pasó a la historia; sacas un complemento económico, si es que la temporada se da bien, y punto”.

A los 90 gramos que pescó y subastó en La Arena David Reina se añadieron otro 40 aportados por Antonio González. Y con esos 130 gramos –lo justo para cocinar una ración– se procedió a celebrar la subasta inaugural de la presente costera de la angula en aguas del río Nalón. La primera compradora en pujar fue la mayorista Marisa Alvaré, de Angulas Pura, quien pagó el producto a razón de 1.159 euros el kilo y comunicó que el restaurante destinatario de las angulas es Casa Lin, de Avilés. Delfín García, de la empresa “Angurricas”, pujó para hacerse con un segundo lote por valor de 832 euros el kilo y para el resto de la angula puesta ayer a subasta, el restaurante El Pescador de La Arena ofreció 632 euros.

El precio máximo de la primera subasta de la presente temporada resultó ser más bajo que el del año pasado, cuando el “oro blanco” del Nalón cotizó a 2.890 euros. Un precio, no obstante, que no deja de ser simbólico puesto que las primeras capturas son testimoniales y la cotización baja cuando en vez de gramos los pescadores llegan a la rula con kilos.

Un detalle de las mismas.

David Reina, al igual que los demás anguleros que se aventuraron la noche del domingo a pescar, optó por desplazarse a la playa de San Pedro de la Ribera (zona autorizada para la faena) en la seguridad de que echar los “serazos” (el nombre del útil con el que se captura la angula) en aguas del río Nalón “era tontería”. La razón es que el mayor río asturiano “baja transparente” y esa condición del agua es negativa para la pesquería. “La angula quiere grandes caudales, aguas turbias, el fondo del río revuelto y nieve en las montañas”, explicó el pescador. Unas condiciones que, de cumplirse las previsiones meteorológicas, podrían dar en los próximos días.

Respecto al número de anguleros que participarán en esta campaña, se mantienen las cifras respecto a 2020: comenzarán a faenar 48 anguleros con licencia de a pie (desde tierra) y previsiblemente 36 con lancha. Para casi todos ellos, la angula es un “extra” en su economía. Por eso que pesquen angula es importante; y que se rule a un precio elevado, también. El año pasado noviembre y diciembre conjugaron cantidad y precio. “Luego cayó en picado”, recordaba días atrás Eloy Sopeña, patrón mayor de la cofradía de La Arena. Entre noviembre y diciembre, los anguleros acogidos al Plan de explotación del Nalón capturaron en 2020 un total de 721 kilos. De enero a marzo, 352. En diciembre, el precio medio del kilo de angula superó los 400 euros. El resto de meses rondó los 350 euros salvo en enero, que fue de 195.

Compartir el artículo

stats