Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La clase empresarial reclama apoyo a los políticos “para salvar el bienestar social”

Los jóvenes empresarios abogan en la entrega anual de sus galardones porque se incluya la formación emprendedora desde edades tempranas

20

Gala Fundación Jóvenes Empresarios Ricardo Solís

La gala de premios de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Asturias se convirtió ayer en un clamor empresarial hacia los políticos, a los que exigieron apoyo y facilidades, porque “sin empresas no hay nada, y sin empresarios no hay empresas, que son las que sostienen el estado de bienestar”, resumió el expresidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, tras recibir el premio AJE 2021 a la mejor trayectoria empresarial, desde sus inicios al frente de Asturfeito. La reivindicación empresarial no se quedó ahí. También se abogó por fomentar desde las edades más tempranas la cultura empresarial y el emprendimiento “para asegurar el futuro de esta tierra”, coincidieron varios de los intervinientes.

Ricardo Solís

Avilés, y su centenario Teatro Palacio Valdés, acogieron una gala en la que se exhibió un eslogan con el que los jóvenes empresarios asturianos pretendían resumir el momento actual tras la pandemia por el covid: “Retomamos el viaje”. Para ello, el escenario simulaba la zona de embarque de un aeropuerto, y el presidente de AJE, Pablo García, resumió las enormes dificultades que las empresas asturianas han sorteado primero con la Gran Crisis y ahora con la pandemia. “Hemos pasado lo peor de la tormenta, pero la incertidumbre ahora es enorme. Lo que hagamos en los próximos meses marcará la próxima década”, advirtió.

A continuación intervino su antecesor en el cargo Nacho Calviño, en la actualidad vicepresidente de la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (CEAJE), y uno de los galardonados por sorpresa en agradecimiento a su trabajo durante la pandemia. En su discurso lanzó un mensaje de unidad al gobierno asturiano, los partidos políticos y los agentes sociales para “ir de la mano y salvaguardar la industria asturiana”. Y añadió que “Asturias es tierra de oportunidades, y es el momento de explotar al máximo su potencial”.

La mención especial a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) fue para la Fundación Caja Rural de Asturias, cuyo representante, Silvino Urizar, incidió en el compromiso de la entidad con el desarrollo económico, social y del talento en Asturias.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, repasó la actividad de su departamento, con 10 millones de euros de invensión en un centenar de proyectos innovadores, y remarcó su compromiso con el fomento de la cultura emprendedora. “Si reforzamos bien a nuestras bases, en el futuro se reforzará el tejido empresarial”, señaló.

Cinco menores emprendedores presentan en público sus proyectos empresariales. Ricardo Solís

La mención especial a la Resiliencia fue para la patronal asturiana de la hostelería y el turismo, OTEA, por la resistencia del sector durante la pandemia. Su presidente, José Luis Almeida, aseguró que 2020 y el primer semestre de 2021 fueron “complicados”, y brindó el premio y su agradecimiento a “las 35.000 familias que integran el sector, a todas las empresas y a la mesa de turismo de FADE”, por la unidad con la que “lucharon”. Y animó a los jóvenes empresarios a seguir luchando por y para Asturias desde Asturias, “porque sois la solución”, afirmó.

Belarmino Feito aprovechó su discurso para pedirle a los empresarios que se sientan orgullosos de serlo, y crítico la falta de apoyo de los políticos. “En el debate de orientación política (conocido como el debate del estado de la región) se debatió mucho de cosas superfluas y no de lo que necesitan los artífices del futuro de Asturias, que sois los jóvenes empresarios”, criticó.

El premio AJE Junior 2021, al que aspiran empresas de entre uno y tres años de existencia, fue para Genyus School, dedicada a la formación infantil en emprendimiento y encabezada por Pedro Carrillo. Y el premio Joven Empresario, destinado a empresas de más de tres años de antigüedad, fue para Language Kingdom, que preside Ramón Villa.

Alusin Solar fue galardonada como la empresa más popular, y su presidente, Javier Fernández Font, lo agradeció como reconocimiento a la trayectoria, el esfuerzo y el sufrimiento de estos años.

La mención especial del jurado fue para el grupo TAM, nacida en 2006 en La Curtidora para prestar servicio tecnológico y análisis de materiales al metal asturiano. El premio lo recogió su presidente José Antonio Martínez, que lo dedicó a toda su plantilla.

El accesit a la innovación fue para Envista, que recogió Alfredo Álvarez, y el de la internacionalización para Jokoo int, con Miguel Martínez.

Compartir el artículo

stats