Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo desafío de la Policía, la venta de armas por Aliexpress

Las trifulcas en lugares de gran afluencia derivan de la fácil adquisición de munición en internet, según expertos de Netpol

Fernando Cornago, durante la formación.

Retirar armas de la calle con el fin de evitar las reyertas que se han puesto de moda y todos los altercados acontecidos en los últimos cinco años. Este es el objetivo del “Curso de Experto en el reglamento de armas” que impartió ayer el Instituto superior de Seguridad Pública Netpol, en el Pabellón de la Magdalena, organizado por la asociación International Police Association (IPA)- Asturias, con la colaboración del Ayuntamiento.

El responsable de la formación, Fernando Cornago Labarga, miembro del Instituto Superior de Seguridad Pública Netpol y experto en materia de armas además de autor del “Reglamento de Armas” comentado y editado por Netpol, mostró a los policías asistentes cuáles son las herramientas jurídicas para que los agentes estén amparados por la ley a la hora de retirar armas que pongan en jaque la seguridad ciudadana. “Basta con mirar los informativos y ver que cada dos por tres hay colectivos de ciertas etnias que protagonizan altercados que se saldan con lesiones graves en distintas capitales de provincia de nuestro país”, explicó Cornago.

Este tipo de delincuencia ha sido exportado de otros países como así expuso el ponente: “Todo es gracias al comercio digital, se pueden adquirir armas a golpe de ratón en plataformas como Aliexpress”. La legislación recoge una serie de armas prohibidas como portar un puño americano o una defensa extensible además de las armas de fuego.

Los agentes deben de seguir un protocolo específico a la hora de intervenir. La Policía tiene la posibilidad de practicar las comprobaciones necesarias en las personas, bienes y vehículos para impedir que en las vías públicas se porten o utilicen ilegalmente armas prohibidas. “Son herramientas contundentes que se deben conocer ya que se encuentran en apartados perdidos de un reglamento, al fondo de un cajón, lo que hacemos en el curso es abrirlo para empezar a rebuscar en esa normativa.

Que cualquier persona puede llevar fácilmente por la calle un arma peligrosa en el bolso. De este problema se derivan peleas y agresiones en sitios con gran afluencia de personas como establecimientos públicos”, abundó el experto.

Los agentes deben de seguir un protocolo específico a la hora de intervenir. “Son herramientas contundentes que se deben conocer ya que se encuentran en apartados perdidos de un reglamento, al fondo de un cajón, lo que hacemos en el curso es abrirlo para empezar a rebuscar en esa normativa”, remarcó Cornago. “La normativa es tan extensa y dispersa que, muchas veces, provoca recelos, desconcierto y, como consecuencia de ello, la puesta de perfil y no aplicación de esta”, agregó.

En 2020 se modificó el reglamento de Armas aprobado por el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero. La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, fue la encargada de inaugurar la formación abordando la importancia de la actualización de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos del Estado asegurando que “estos días vemos cómo brota y se expande la pandemia; todos estamos más crispados y la crispación se traduce a las calles. Nuestra vacuna en la vía pública sois vosotros, los agentes”.

La clase magistral comenzó con el establecimiento de un idioma común, siguiendo por la explicación de las capacidades de los agentes además de la simplificación tanto de las documentaciones existentes en la materia a tratar como de las infracciones posibles para con las mismas; por supuesto, reflejando las principales novedades normativas incluidas por el legislador tras la actualización.

Las sanciones por el uso ilegal de armas van de los seis meses a incluso tres años de prisión más multa.

Compartir el artículo

stats