Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El diseñador avilesino Alberto Valcárcel, en la cumbre con “Love gets a room”

El figurinista de películas como “Paradise Hills” y “Súper López” logra su segunda nominación a los premios Goya con la obra de Rodrigo Cortés

Los actores principales de “Love gets a room”, vestidos por Alberto Valcárcel.

Alberto Valcárcel, nacido en Avilés hace medio siglo y criado en Piedras Blancas, estudió la carrera de Magisterio en la Universidad de Oviedo aunque su verdadera vocación y a lo que dedica su vida y su talento es al mundo de la moda para el cine. En la película “Love gets a room” (“El amor en su lugar”), dirigida por Rodrigo Cortés y que se estrenó el pasado octubre, el avilesino ha sido el encargado de diseñar el vestuario, un trabajo que le supuso su segunda nominación al mejor diseño de su especialidad en los premios Goya.

Alberto Valcárcel ha trabajado durante 20 años en cortometrajes, televisión, cine, ópera y danza, y ha sido director de vestuario en más de media docena de películas. Por el momento “Love gets a room” ha sido nominada a los premios “Feroz”. En casa suma el hecho de haber diseñado la capa para la cofradía avilesina Gastrónomos del Yumay.

“Un cortometrajista avilesino me pidió opinión sobre su corto. Yo me di cuenta de que al personaje la ropa que llevaba no le representaba. Y para su siguiente trabajo me llamó para colaborar con el vestuario”, comenta Valcárcel sobre sus inicios. “Me he inspirado en el teatro amateur, en Asturias hay gente maravillosa pero cuya pasión tiene que convivir con otras profesiones para poder mantenerse”, agrega.

“Love gets a room” narra cómo en plena II Guerra Mundial los judíos de Polonia permanecían aislados en un pequeño gueto por orden de la policía nazi. Tras el muro que dividía las dos realidades, un grupo de actores decidió interpretar una comedia romántica para alegrar a sus vecinos en medio de tanto drama. Entre bambalinas, los actores están pensando en la posibilidad de fugarse.

“Me puse en contacto con el museo de Auschwitz y allí me informaron sobre qué películas eran las más acertadas para inspirarme”, narra el avilesino sobre su última colaboración. “Fui a visitarlos y me mostraron los enseres que no se enseñan al resto de visitantes, como la ropa y los juguetes de los niños”, detalla Valcárcel.

“Vi de primera mano su ropa y uno de los vestidos me inspiró para el del personaje principal; era bonito e incluso serviría para los estándares de hoy en día”, asegura. “Con la visita a Polonia lo que pretendía era ser fiel al público con un tema tan duro que requiere mucho respeto. Me llamó la atención, por ejemplo, que el vestido tenía parches, te das cuenta de que esas personas querían mantener su dignidad en una circunstancia tan extrema”, agregó sobre la experiencia.

Lejos quedan aquellos trabajos como profesor, en la construcción o en el metal asturiano antes de optar por la aguja. Alberto Valcárcel se ha convertido en todo un referente en el diseño de vestuario en España. Él era el diseñador real que estaba detrás del vestuario que ideaba Mercedes Alcántara, Merche, en la serie “Cuéntame”. También fue el encargado del vestuario de “Paradise Hills”, “Tarde para la ira”, de la popular serie “Olmos y Robles”, y de Súper López, que le valió una nominación a los Premios Gaudí 2019.

Su sello en “Love gets a room” le mantiene en la cúspide del mundo cinematográfico.

Compartir el artículo

stats