Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perseguido un conductor desde Castrillón hasta Gijón al más puro estilo película de Hollywood: "Llegaba tarde al trabajo”

El hombre fue interceptado por los agentes en las instalaciones de ArcelorMittal en Veriña

Coches en la avenida La Vegona, entre Piedras Blancas y Salinas

Parecía un turno rutinario para una de las patrullas de la Policía Local de Castrillón. Sin embargo, todo se complicó sobre las 5.30 horas de la madrugada del pasado 27 de diciembre. Los agentes se dirigían de vuelta al cuartel de Piedras Blancas por la avenida La Vegona –actualmente en obras– cuando un Citroen C4 les adelantó a toda velocidad. “Acostumbra a ser gente que va con prisa a algún sitio. Con darles el toque suele ser suficiente”, aseguran fuentes policiales. No obstante, en esta ocasión no fue así. Tan solo fue el inicio de una persecución que terminó con la detención de S.S.L. en el término municipal de Gijón, concretamente en las instalaciones de ArcelorMittal en Veriña. “Decía que llegaba tarde a trabajar. Y lo peor de todo es que era verdad”, explican las mismas fuentes.

La persecución policial comenzó en la avenida La Vegona de Piedras Blancas después de que S.S.L. se negara a parar su vehículo ante las indicaciones policiales por el exceso de velocidad. Al darse a la fuga los agentes no tuvieron más remedio que perseguirlo –llegando incluso a rozar los 180 kilómetros por hora– a bordo de su Ford Kuga. Primero por la variante en dirección a Avilés y a continuación por la autopista “Y” hasta la desviación de Tabaza. Desde ahí, la persecución de la patrulla de la Policía Local de Castrillón –que fue solicitando apoyo a los compañeros correspondientes a cada término municipal por el que iban pasando– continuó hasta el desvío a las instalaciones de ArcelorMittal en Veriña, donde finalmente pudieron interceptarlo. “Pasó tan rápido que casi se lleva por delante a uno de los operarios de Pavitek que están trabajando en el asfaltado de La Vegona”, comentan las fuentes policiales consultadas.

"Pasó tan rápido que casi se lleva por delante a un operario en La Vegona", aseguran fuentes policiales

decoration

Fue ya en las instalaciones de la multinacional donde los agentes pudieron ponerse a la par del turismo para cortarle el paso. Tras la detención por parte de la Policía Local de Castrillón se personaron en el lugar efectivos de la Guardia Civil de Tráfico para hacerle la pertinente prueba de alcohol y drogas, en la que S.S.L. dio negativo. Mientras tanto, varios agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Gijón estaban cortando los pasos de entrada y salida de las instalaciones.

Una vez que el conductor fue detenido, los agentes castrillonenses recibieron la ayuda de la Policía Local de Gijón, quien trasladó a S.S.L. hasta Piedras Blancas al carecer el otro vehículo de mampara trasera protectora.

El hombre está acusado de dos delitos: uno por conducir con manifiesto desprecio contra la vida de los demás y otro por resistencia y desobediencia a la autoridad. Por el primero fue juzgado en la mañana de este 28 de diciembre, manteniéndose a la espera del desenlace del segundo delito del que se le acusa.

Compartir el artículo

stats