Cerca de un centenar de trabajadores de Alu Ibérica se han concentrado este mediodía, a la llegada del presidente del Principado, Adrián Barbón, a las puertas de la biblioteca de Piedras Blancas. Entre abucheos, gritos y golpes en la cristalera del edificio, la plantilla de la aluminera ha querido llamar así la atención del jefe del Ejecutivo, "para que vea lo que piensa la gente; estamos cansados de todo lo que hasta ahora nos han dicho, que es mentira", remarcó el presidente del comité de empresa, José Manuel Gómez de la Uz.

Un día después de que el Ministerio de Industria anunciara que hay cuatro posibles inversores interesados, dos nacionales y dos más de ámbito internacional, los trabajadores acudieron al acto de esta mañana en Piedras Blancas para abordar al presidente. A la salida del vehículo oficial, recibieron al jefe del Ejecutivo con gritos, paraguas en mano: "¡Barbón dimisión! ¡Perro!"

"Barbón, dimisión", los gritos de la plantilla de Alu Ibérica al Presidente en Castrillón

"Barbón, dimisión", los gritos de la plantilla de Alu Ibérica al Presidente en Castrillón

"Nos dijeron que teníamos un tiempo de dos meses para buscar inversores que en el Principado estaban haciéndolo y al final a los dos días de esa reunirnos dice el administrador concursal que nos despide a todos, por lo tanto, que vea la frustración de la gente y que sienta en sus carnes lo que estamos pasando las familias", subrayó De la Uz, quien señaló que el Ministerio "nos ha mentido en todas las ocasiones y la única solución es que el administrador dice que no hay inversor y que nos va a despedir".

"Somos obreros, no terroristas", le gritaron al Presidente. "Confianza en esta gente muy poca", abundaron en sus quejas hacia la Administración regional y el Ministerio de Industria.

"Todas las palabras que nos han dicho han sido mentiras, contrastadas negativamente a los muy pocos días", se quejaron los obreros, que se quedaron golpeando las cristaleras de la nueva biblioteca de Piedras Blancas mientras el Presidente continuaba con el acto.

“Criticabais al PP y la vais a cerrar vosotros”, le espetaron al Presidente.

10

El escrache de los trabajadores de Alu Ibérica al presidente Barbón Mara Villamuza

 Por su parte, el presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, manifestó que no va a ser él quien critique ninguna movilización por parte de los trabajadores de Alu Ibérica, porque ha considerado "lógico" que protesten y se manifiesten.

"Es lógico que lo hagan, espero que sea algo pacífico porque claro que creo que es una reivindicación muy justa. Lo están pasando muy mal, respeto profundamente que se quieran manifestar, protestar e incluso pedir mi dimisión, están en su derecho", ha dicho Barbón, que ha indicado que al igual que el Gobierno central y el regional los trabajadores han sido engañados por unos "empresarios que han resultado ser unos piratas".

El jefe del Ejecutivo asturiano ha indicado que la solución temporal para la planta de Avilés "es muy difícil porque la única solución temporal sería la intervención de la SEPI y eso con un proceso judicial abierto no puede ser". "Ojalá jurídicamente la SEPI pudiese intervenir pero no es posible", ha indicado Barbón.

No obstante ha manifestado que "inversores interesados en la planta parece que hay", añadiendo que desconoce las condiciones. Yo al Gobierno de España le pido un proyecto serio de reindustrialización", ha dicho Barbón, que ha considerado que la ministra de Industria "ha estado tan engañada como el Gobierno de Asturias".