Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ir de compras está de moda en Avilés: abren nuevos negocios especializados

El sector detecta un repunte de ventas en las tiendas físicas, que aceleran su digitalización para acompañarlas con el comercio online

La céntrica y comercial calle La Cámara, ayer por la tarde. Mara Villamuza

Ir de tiendas está de moda. La prueba es el incremento de ventas que se registró el pasado mes de noviembre, tradicionalmente anodino en el sector del comercio, y el buen nivel que se está registrando en diciembre. Además, y según destacaron desde la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (Ucayc), se detecta una incipiente apuesta por la apertura de nuevos negocios, muy especializados y que combinan la atención presencial con la venta online. Las expectativas son halagüeñas de cara a las rebajas de invierno, las más importantes de todo el año.

El impacto de la pandemia por el covid-19 y las restricciones han provocado cambios no solo en el consumo, sino también en el modo de consumir, favoreciendo la vuelta al gusto por salir de compras. Esto no significa que se abandonen las compras online, sino que se avanza hacia un modelo híbrido en el que conviven los dos sistemas y el comercio digital acompaña a las ventas en las tiendas físicas. Para ello, se está produciendo una aceleración en el proceso de la digitalización del comercio tradicional, que se ve abocado a apresurar la incorporación de las nuevas tecnologías y las ventas por correo electrónico para atender la demanda de los clientes en ambos campos.

“Ir de tiendas es un elemento de fomento de las relaciones personales y de dinamización de la ciudad, porque no solo se acude al comercio físico, sino que además se procura hacerlo acompañado y normalmente también beneficia a la hostelería. ¿Quién no va a tomar algo mientras se toma un respiro durante las compras o cuando ya se dan por finalizadas? Salir de tiendas es saludable, tanto desde el punto de vista físico como mental y favorece a distintos sectores económicos”, señaló el gerente de Ucayc, José Antonio Álvarez.

"Salir de tiendas es saludable, tanto desde el punto de vista físico como mental y favorece a distintos sectores económicos”, señala el gerente de Ucayc, José Antonio Álvarez

decoration

Esta vuelta al gusto por ir de tiendas se traduce también en un todavía incipiente movimiento en el sector. Algunos negocios han cambiado de ubicación en busca de locales adaptados a sus necesidades, normalmente de menor tamaño y más céntricos, aprovechando la bajada de los precios de alquiler que ya se registró el año pasado. Pero, además, se está detectando de manera paralela la apertura de nuevos negocios, aunque distintos al comercio tradicional.

“Se trata de establecimiento especializados, por ejemplo, en tecnologías, o en accesorios para aparatos electrónicos, para su reparación, pero también en actividades deportivas, en otros centrados en la salud y el bienestar... Abarcan una oferta muy variada, pero también muy especializada en cada uno de ellos”, explicó José Antonio Álvarez.

Estos negocios se ponen en marcha ya con sus planes de digitalización, lo que les permite no solo una gestión mucho más eficaz de todos sus procesos y procedimientos, sino también una moderna página web y un fácil acceso al comercio online.

“Hay que invertir en la transformación digital del comercio tradicional, pero debe ser un acompañamiento al tejido comercial y hostelero”, defiende el gerente de la Ucayc.

El Gobierno central acaba de publicar la convocatoria de unas nuevas ayudas en el marco de los fondos europeos “Next Generation” destinadas precisamente a la digitalización del sector del comercio a través del programa “Kit digital”, destinado precisamente a la implantación de sitios web, pero que incluye también distintos apartados como la gestión de procesos y la factura electrónica. Son subvenciones por un periodo de un año con ayudas a los negocios también en función del número de empleados.

“Creemos que van a servir para dar un impulso a la digitalización del comercio, pero tiene que ser, insisto, un acompañamiento a la tienda física, no una sustitución”, insistió José Antonio Álvarez.

Un buen número de comercios de la comarca avilesina ya iniciaron su particular campaña de rebajas el pasado mes de diciembre, sin esperar al día 7 de enero, como ocurría tradicionalmente en la región, incluso en los primeros años de liberalización de los periodos de ofertas tanto para el pequeño comercio como para las grandes superficies. Aún así, el pistoletazo de salida para el tradicional periodo de rebajas se producirá en los próximos días. En solo unas semanas se verá si se cumplen las expectativas.

Compartir el artículo

stats