Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector pesquero se organiza para dar batalla a la eólica marina

La movilización empieza el martes con un acto de posicionamiento anunciado en Puerto de Vega

La instalación de un parque eólico marino.

La pretendida construcción de complejos eólicos marinos de 1.200 megavatios de potencia en aguas del Cantábrico tiene como principales detractores a los pescadores. La plataforma “Manifiesto de Burela en defensa del sector pesquero del Cantábrico Noroeste” comparecerá el próximo martes en Puerto de Vega para dar a conocer su posición general ante este tipo de instalaciones, “a todas luces perjudiciales para la pesca”, según critican los miembros del colectivo.

La constitución en diciembre de la sociedad limitada Parque Eólico Marino Nordés por parte de BlueFloat y Quantum –y otros tres de Iberdrola que de momento están en “standby”– ha puesto en guardia al sector pesquero del Cantábrico, ya que por el momento se desconoce la ubicación exacta del que será el mayor parque eólico flotante de España. Las flotas asturiana y gallega, las que presuntamente se verían más afectadas, lideran el rechazo a los parques eólicos en proyecto.

Desde la asociación destacan que “son 4.300 las embarcaciones afectadas con más de 12.000 pescadores que viven de los recursos de estas costas”. Sin embargo, esa cifra crece hasta casi 48.000 puestos indirectos en tierra, según las cifras recogidas en el Manifiesto de Burela firmado el 4 de noviembre.

El sector pesquero busca conseguir apoyos a nivel político, pero también concienciar a la sociedad civil: “Todos estamos a favor de que los combustibles fósiles desaparezcan, pero sin sacrificar los ecosistemas marinos ni al sector pesquero” afirman.

Como adelanto de los pasos que irán dando, los pescadores han anunciado que requerirán al Instituto Español de Oceanografía, máximo órgano científico en la materia a nivel estatal, “un estudio que valore las consecuencias tanto a nivel genérico como en las distintas especies que se capturan en la zona, tales como sardina, chicharro, xarda o merluza”, siguiendo de esta forma un principio de precaución.

A día de hoy, solo hay un parque eólico marino en funcionamiento en la costa de la península Ibérica: el Windfloat Atlantic, a 70 kilómetros de Vigo, frente a la localidad de Viana do Castelo.

Compartir el artículo

stats