Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viggo Mortensen “pudo escribir” sus versos en el Niemeyer

El actor y director se presentó en el Niemeyer como un enamorado de Asturias: “Es muy bonita”

El piropo de Viggo Mortensen a su llegada al Centro Niemeyer: “Avilés es muy bonito” VÍDEO: Nel Oliveira/ FOTO: Ricardo Solís

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El piropo de Viggo Mortensen a su llegada al Centro Niemeyer: “Avilés es muy bonito” Nel Oliveira

Con escaso retraso, pero gran expectación. A pesar de ser conocido principalmente por su faceta como actor y director, Viggo Mortensen (Nueva York, 1958) mostró anoche su faceta poética al público que llenó el auditorio del Centro Niemeyer, al que no defraudó. “Me genera una gran curiosidad lo que puede hacer. Al escuchar en la misma frase poesía y Viggo Mortensen no lo dudé ni un instante”, reconoció Mónica Fernández, una de las asistentes, minutos antes de que el polifacético creador comenzara la lectura de algunos de sus poemas, enmarcados en el regreso del ciclo “Palabra” del complejo cultural avilesino.

El acto estuvo dividido en tres partes. En el primero de ellos, Mortensen salió firme y convencido cargado de poemas. Algunos más recientes y otros no tantos, pero todos abordaron varias etapas de su vida –historias reales o ficticias– desde varias temáticas. Poemas sobre la naturaleza, el amor, el desamor o preocupaciones vitales, en ocasiones con ciertas pinceladas humorísticas. Todos y cada uno de ellos levantaron el aplauso del público avilesino.

El primero que recitó fue el titulado “El pelo de María”, incluido en su última publicación: “Lo que no se puede escribir”. “Son las 5” –uno de sus poemas más recientes– siguió a continuación, antes de que Mortensen pronunciara su primera lectura en inglés, a razón de los versos de “Secrets”, un poema escrito en 1990. Entre el público, le escuchaba la actriz Ariadna Gil, su pareja.

La lectura de algunos escritos más, ya en castellano, dio paso a la segunda parte el acto. El escritor y profesor de la Universidad de Oviedo, Javier García Rodríguez, entabló un diálogo con el actor sobre su relación con la creación, la literatura y el sentido de la vida. El dinamismo del profesor y referencias cinematográficas antes de cada pregunta engancharon rápidamente al público.

Antes, Mortensen tuvo oportunidad de realizar una rápida visita al complejo de la ría. Se confesó enamorado de los paisajes de la región y proclamó: “Es muy bonita”. Firmó en el libro del cazautógrafos Ánder Azcárate y se despidió “hasta mañana” al subir al coche.

Compartir el artículo

stats