Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un juez aprueba el cartel de un negocio que el Ayuntamiento de Avilés ordenó retirar

“Hemos conseguido defendernos con la ley en la mano contra el atropello que se había cometido”, defiende el afectado

Alejandro Mastache, ante su negocio. | Ricardo Solís

Luz verde al rótulo comercial de un negocio del casco histórico que el Ayuntamiento de Avilés no daba de paso. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Oviedo ha dado la razón al damnificado, el dueño de una inmobiliaria próxima de la calle La Cámara que llevó al Consistorio a los tribunales por denegarle la licencia para la instalación del rótulo, que colocó igualmente. El argumento que defendían los técnicos municipales es que el cartel “parece de plástico” y no se integra en el entorno”, al estar ubicado el local en una zona de protección integral y nivel de interés muy alto, a tiro de piedra del Parche.

El juez considera “simplista identificar el vinilo empleado en la rotulación como un plástico”, y ve excesivo denegar la licencia porque el cartel “no se integra en el entorno patrimonial al no seguir el criterio empleado para rótulos en zonas de protección integral” cuando “no se indica cuál es el criterio que se aplica en la zona, ni las características, elementos, materiales o configuración que deben ser empleados en las rotulaciones de las zonas de especial protección”. También señala que el rótulo en cuestión es más discreto que otros de la misma calle.

Contra este pronunciamiento judicial no cabe recurso. “Hemos conseguido defendernos con la ley en la mano contra el atropello que se había cometido”, celebró el afectado, Alejandro Mastache, que abrió hace un año junto a Lucía Vega una agencia inmobiliaria a escasos metros del Ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats