Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El temor pesquero a los parques eólicos marinos se extiende al Mediterráneo

La preocupación de los colectivos pesqueros del mar Cantábrico, entre los que se encuentran los asturianos, por el desarrollo de parques eólicos marinos se extiende ahora al mar Mediterráneo, donde el sector toma partido en el debate para defender la actividad pesquera.

Las cofradías del Mediterráneo y la patronal pesquera, Cepesca, han suscrito un documento de posicionamiento con el que alertan de las consecuencias para la pesca y los recursos de la implantación de molinos de viento y avisan que las características únicas de la cuenca hacen que la compatibilidad de la eólica marina con la pesca sea, todavía, más complicada.

Los firmantes de la declaración mediterránea no se oponen en principio al despliegue eólico en el mar y respaldan el desarrollo de energías alternativas y limpias para mitigar el cambio climático, pero, al igual que en la cornisa Cantábrica, el sector quiere “garantías”.

Compartir el artículo

stats