Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parque empresarial de Avilés cumple dos décadas al 98% de ocupación y con 111 empresas

La sociedad Sepides vendió el pasado ejercicio cinco parcelas y quedan disponibles siete | Los edificios de oficinas, casi completos

El área de La Loba del Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). | Ricardo Solís

El Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA), el polígono que se asentó en los suelos que dejaron libres los hornos altos de Ensidesa, cumple veinte años con una ocupación del 98% y 111 empresas asentadas. La sociedad que lo gestiona (Sepides) vendió el pasado ejercicio la mitad de las parcelas que aún tenía en cartera tras una rebaja en los precios que dejó su coste en una horquilla de entre los 76 y los 160 euros el metro cuadrado. Estas operaciones se han traducido en unos ingresos de 737.379,50 euros para Sepides, que promueve ahora una nueva área industrial en los terrenos que se liberarán cuando se derriben las baterías de la siderúrgica y a la que Avilés fía parte de su futuro.

Edificios gemelos de oficinas en el parque empresarial. | Ricardo Solís

Las cinco parcelas vendidas suman 7.216 metros cuadrados. Son las de menor tamaño de las que quedaban libres. Dos se ellas se ubican en La Loba y las adquirió la empresa metalúrgica Mibalfe Servicios, que está asentada en el polígono de Tabaza (Carreño). Las otras tres parcelas vendidas se encuentran cerca de la antigua coquería, entre las avenidas del Zinc y del Aluminio. Cecrisa Rentals, firma de venta y alquiler de maquinaria, se hizo con una de ellas, y las otras dos se las ha quedado la empresa tecnológica avilesina Ecocomputer, especializada en soluciones para el transporte por ferrocarril, sistemas de control de accesos y con presencia en el sector farmacéutico y sanitario.

En el PEPA hay ahora disponibles 32.867 metros cuadrados distribuidos en siete parcelas: cinco de uso industrial (suman 25.013 metros cuadrados) y solo dos de uso terciario (ocupan 7.854 metros cuadrados). Entre las de uso industrial se encuentra la de mayor tamaño que queda en el polígono, con sus 14.140 metros cuadrados. Está situada entre la avenida de la Siderurgia y el Fondo de Valliniello y fue la que más se rebajó, un 46,4%. Cuesta 992.000 euros y sigue disponible. Para este 2022 no se prevén cambios en los precios. “Con la rebaja que aplicamos el año pasado contamos con precios de venta muy competitivos y ajustados al mercado”, sostienen desde Sepides.

Casi al completo se encuentran además los edificios de oficinas que promovió SEPI Desarrollo Empresarial en el polígono avilesino. La tecnológica DXC (antes CSC) viene ocupando en su totalidad desde hace años el de la rotonda de la palmera. Llegó a dar el salto a los edificios gemelos de la avenida de la Siderurgia, pero con el estallido de la pandemia y el boom del teletrabajo acabó por desistir de los contratos de alquiler que tenía en uno de esos inmuebles.

En el conocido como el edificio A tienen alquilados ahora 3.111 metros cuadrados la ingeniería Iturcemi y las firmas del grupo Daniel Alonso Windar Renovables y Windar Technology. Estas incorporaciones han conllevado que el nivel de ocupación de sendos edificios sea ahora del 85%.

En la actualidad apenas queda disponibilidad para dar cabida a empresas que quieran disponer de un espacio de oficinas en el PEPA. Solo falta por ocupar media planta baja del edificio A (571,49 metros cuadrados) y otra media planta en el B (266,72 metros cuadrados), en ambos casos en el sector oeste.

El parque empresarial avilesino se hará veinteañero con un nuevo proyecto en marcha. En el transcurso de 2022 está prevista la inauguración de una nueva clínica especializada en radiodiagnóstico. El desarrollo de nuevo suelo con fines empresariales y empresariales depende ahora de la demolición de Baterías.

Compartir el artículo

stats