Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patronal y sindicatos avalan que Avilés sea el núcleo de la FP industrial en Asturias

FADE, CC OO y UGT defienden una formación dual altamente especializada y transversal para atender la demanda de las empresas

Alumnos de FP en un taller de soldadura MARA VILLAMUZA

La comarca de Avilés es eminentemente industrial. Por eso, tanto la patronal FADE como los sindicatos CC OO y UGT abogan por convertir al municipio en el epicentro de la Formación Profesional (FP) industrial de la región. Se trataría de implantar nuevos currículos formativos con una alta especialización y transversales, para atender la demanda de las empresas. FADE va a iniciar un estudio para analizar las necesidades de las compañías, mientras que las dos organizaciones sindicales demandan una formación a la carta para incorporar al mundo laboral a demandantes de empleo de larga duración, además de recuperar los antiguos horarios vespertinos, conocidos como “el nocturno”, para aquellas personas que quieran ampliar su formación.

La FP ha sido la gran maltratada del sistema educativo, y el gran reto ahora es fortalecerla para abordar la transformación industrial y la transición energética. Un estudio realizado por Metaindustry4, el clúster de innovación de la patronal del sector (Femetal), ya apunta a las necesidades de la industria para orientar la formación: automatización (mecatrónica y robótica) y la digitalización son ya fundamentales para mejorar la productividad, la eficiencia y la competitividad internacional. Pero, además, también se reclama una actitud personal proactiva, con capacidad para resolver problemas y trabajar en equipo.

Nuria Canel, responsable de la delegación de FADE en Avilés, remarcó que “la apuesta decidida por la FP es esencial para una comarca industrial como es Avilés. Especialmente por una verdadera formación profesional dual, en la que se combine formación en las aulas y en las empresas”. Y añadió que es “imprescindible una relación más fluida entre centros educativos y empresas, para que los conocimientos se completen con habilidades profesionales y personales, y con una aproximación a la experiencia laboral, que a los alumnos le será muy útil a lo largo de toda la vida profesional”.

Los secretarios comarcales de CC OO, José Manuel Rodríguez Baltar, y de UGT, Abilio Álvaro Azofra, abogan por distribuir las enseñanzas de FP en función de las características del territorio, teniendo en cuenta la comarca de Avilés e incluyendo en ella a Pravia, por su sector agroalimentario. “La cualificación especializada en industria, la tecnología y digitalización debería impartirse aquí. Sería necesaria una amplia reordenación de la FP en toda Asturias para avanzar en ese modelo”, señaló Baltar.

La formación para el empleo es fundamental tanto para la patronal como para los sindicatos. Piensan así no solo por los jóvenes que deben ingresar en el mundo laboral, sino también para quienes engrosan desde hace años las listas del paro.

Nuria Canel señala que “la formación para el empleo es un objetivo del actual equipo de FADE. Abordar de forma decisiva el reto es una necesidad para las empresas y un deber moral de la sociedad para con los jóvenes, las personas desempleadas de larga duración y las mayores, a quienes hay que orientar y atender adecuadamente, y al conjunto de los trabajadores en general, porque la actualización de conocimientos y la formación permanente han dejado de ser una opción y se han convertido en necesidad para seguir vivos en el mercado laboral”.

Los sindicatos mayoritarios tienen sus propuestas particulares, entre las que figura la posibilidad de permitir legalmente a los ayuntamientos que se doten de competencias en empleo, lo que facilitaría llegar a alianzas público-privadas para impartir formación a la carta con compromiso de contratación. “Algo parecido ya existe en Alemania. Se trataría de ayudar a personas que llevan mucho tiempo en el paro, o que se quedan al desempleo en una edad avanzada pero que con una formación específica adquirirían competencias para incorporarse de nuevo al mundo laboral”, explicó Abilio Álvarez. Para ello, es necesario intensificar la relación con las empresas y conocer sus necesidades.

La patronal y los sindicatos también coinciden en la urgencia de ampliar el número de titulaciones y modificar los currículos. “Se deben incluir, entre otros, conocimientos en competencias técnicas transversales, un mayor peso de la formación práctica, impulsar los cursos de especialización, intensificar las redes colaborativas, etcétera”, señala Canel. “También es necesario hacer llegar a las familias y a los jóvenes que la FP en su rama industrial es un pasaporte seguro a un trabajo bien remunerado”.

Y es que la inmediatez del relevo generacional se ha convertido en una fuente importante de preocupación. “Las empresas pueden necesitar unos perfiles determinados, pero teniendo aquí personas desempleadas a las que se puede formar, no vemos la necesidad de tener que buscar personal en el extranjero. La FP no debe ser segundo plato en la mesa, hay que darle el valor que tiene y romper con el estigma de la masculinización en la industria, porque ya no es real. Las empresas también deben avanzar en este sentido”, remarcó el dirigente de CC OO.

La escasa asignación presupuestaria provoca desconfianza de la apuesta por La Grandiella

Un edificio “viejo, lúgubre, que se queda pequeño y propio del siglo pasado; no es apto para formación profesional moderna, adaptada a los tiempos y del siglo XXI”. Así definen los secretarios generales de la comarca de CC OO y UGT, José Manuel Rodríguez Baltar y Abilio Álvarez, para definir el estado en que se encuentra el Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) Avilés, el antiguo Suanzes. Y mientras tanto, “las partidas presupuestarias no parece que sean una apuesta por acelerar la construcción del centro de La Grandiella”, señalaron ambos. La responsable de FADE en Avilés, Nuria Canel, señala que el futuro centro para impartir FP en la comarca “se presentó como un complejo dotado con una treintena de aulas en las que previsiblemente se impartirían trece líneas formativas. Sin embargo, esta apuesta no parece que esté respaldada por las cuentas del gobierno avilesino, que solo asignó 50.000 euros en el capítulo de inversiones para este ejercicio. Además, el actual CIFP de Avilés recibe solo 25.000 euros, sin que se hayan ejecutado las obras presupuestadas para 2021”. Unos datos que “generan inquietud, porque no respaldan la apuesta de la FP de la comarca”.

Compartir el artículo

stats