Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambia califica como “atentado histórico” el derribo de Baterías

“Es impresentable que la Alcaldesa borre parte de nuestra historia”, asegura Llarina González

“Desde Cambia Avilés (CA) queremos, una vez más, denunciar el atentado histórico que se hará a nuestra ciudad borrando parte de su legado histórico, de quiénes somos y de dónde vienen nuestros orígenes industriales”, afirmó ayer Llarina González, concejala de Cambia Avilés (CA) en el Ayuntamiento avilesino. “Es impresentable que el gobierno avilesino, con la Alcaldesa a la cabeza, borre parte de nuestra historia por sus intereses y afanes electoralistas” , añadió. Y es que, según González, los socialistas “quieren tener los terrenos [de Baterías liberados] antes de las elecciones del 2023 para ponerse el pin: solo les importa eso”.

Cambia Avilés es una formación política que ha mostrado repetidas veces su negativa al derribo de las últimas instalaciones fabriles vinculadas a la antigua Ensidesa en el concejo avilesino. González insistió ayer en este punto: “No hay proyecto industrial, no hay una propuesta encima de la mesa para esos terrenos que quedarán liberados, solo proclamas al aire como las que ya, tristemente, conocemos: Isla de la innovación o Ronda Norte. No queremos ni podemos consentir que ese espacio se convierta en un PEPA 2 desolado; necesitamos esos terrenos, sí, pero con un proyecto industrial sostenible, potente y con futuro; tirar por tirar no sirve”, afirmó Llarina González.

La concejala también se dirigió “a aquellos que dicen que mantener las baterías iría en contra del futuro de la ciudad” y les pidió que “analicen las propuestas que hay en otros países, que examinen los terrenos”. Y añadió que “mantener las baterías en pie solo supone un porcentaje ínfimo del conjunto del terreno”. Además, continuó: “Ahora se abre una línea de financiación europea con fondos para el patrimonio industrial; estamos perdiendo una oportunidad de oro”, estableció González.

CA volvió a rechazar “tajantemente “la destrucción de la antigua coquería porque defienden, dicen, “un equilibrio entre pasado y futuro que atraiga empleo de calidad, sostenible y duradero a nuestra ciudad”. Dice CA que la Alcaldesa tendrá que “lidiar toda su vida con el peso de haber destruido” Baterías.

Compartir el artículo

stats