Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las bollinas, el dulce que llega con el frío a Riberas: "Las tradiciones gustan mucho"

Las ventas en los comercios locales por la fiesta de San Blas van viento en popa: “En toda la mañana no ha parado de sonar el teléfono”

Raquel Martínez coloca las bollinas de San Blas para ponerlas a la venta | Ricardo Solís

San Blas no serían lo mismo sin su toque más dulce. El pueblo de Riberas, en Soto del Barco, lleva viendo dos años cómo el programa de esta fiesta invernal se reduce debido a las restricciones sanitarias, sin embargo, la venta de las tradicionales bollinas (dulces a base de masa de harina rellenada con azúcar, nuez y un toque de anís) es todo un éxito. “En toda la mañana no ha parado de sonar el teléfono”, aseguró ayer Raquel Martínez. Ella es la actual dueña del histórico comercio Del Naval, el cual heredó de sus padres –Ángel Martínez del Naval y María Angélica Suárez Menéndez– una vez jubilados.

“Las tradiciones gustan en Riberas”, reconoce Martínez, pero las bollinas, más. Para la festividad de San Blas, esta tendera encargó unas 70 docenas para su venta, lo que supondría un total de 840 bollinas. “Tengo muchos encargos y otras tantas que se lleva gente que viene de paso; las ventas están yendo sobre ruedas”, festejaba ayer la mujer junto a varias bandejas de bollinas a la venta.

A pesar de que la festividad de San Blas va perdiendo fuelle por el natural cambio generacional –sumado al mazazo epidemiológico– los habitantes de Riberas continúan apostando por su raíces. “La gente de aquí es muy tradicional y esto gusta mucho”, subraya Raquel Martínez. Una opinión que comparte la dueña del restaurante El Paraíso de Riberas, Marta García. La hostelera, al igual que Martínez, también se involucra de forma activa en la venta de bollinas. “La verdad es que va estupendamente”, celebra García, que ya lleva encargadas más de 30 docenas de los típicos dulces invernales. Ambas vendedoras son, en parte, las culpables de que la tradición de San Blas siga en pie.

Dentro del programa festivo de ayer, cabe destacar que la jornada se completó con la tradicional misa de la efeméride en la iglesia de Santa María.

Compartir el artículo

stats