Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Rubiera, doctor en economía: “Castrillón podría ser la playa de Asturias con un buen tren”

Los expertos en el debate sobre el Plan General de Ordenación llaman a evitar el modelo de segundas residencias: “Genera una dinámica depredadora de suelo”

El doctor en economía, Fernando Rubiera, durante su ponencia en el centro cultural Valey, ayer. | Mara Villamuza MARA VILLAMUZA

“Castrillón podría ser la playa de Asturias con un buen tren”. Se trata de una de las reflexiones que ayer dejó el doctor en Economía Fernando Rubiera Morollón en el segundo debate sobre el Plan General de Ordenación (PGO), enmarcado en la jornada “Miradas sobre el territorio”. La primera sesión fue hace dos años y versó sobre cómo la perspectiva de género podría influir en la construcción del PGO. En esta ocasión, la temática a abordar fue el desarrollo económico a través de diferentes factores. Las voces cantantes las llevaron las ponencias de Rubiera y la del consultor de planificación Juan Requejo Liberal.

Antes de que Rubiera tomara la palabra, la sesión la abrió la alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero. La regidora incidió en la premisa de que para hacer crecer a Castrillón “tiene que haber un desarrollo económico clarísimo”, partiendo de “la historia del concejo y el potencial enorme que hay tanto en el apartado del turismo como en la situación estratégica del municipio”, situado entre el puerto de Avilés, el aeropuerto, la carretera principal del Principado de Asturias y la proximidad a las grandes áreas metropolitanas de la región. “Estamos en una de las comarcas más importantes de Europa”, aseguró Triguero, quien no quiso olvidarse tanto del desarrollo social como el medioambiental en el proceso de crecimiento del concejo. “Es un lugar deseable para habitar y queremos que la gente viva con calidad”, remató la Alcaldesa para dar paso a la directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado, Sonia Puente: “Castrillón es un municipio con grandes posibilidades”.

Ferrocarril infrautilizado

La primera de las reflexiones sobre el PGO de Castrillón la dejó Fernando Rubiera, profesor de Economía Aplicada, siempre desde una perspectiva económica y, por definición, sobre la organización de recursos escasos: en este caso el suelo. “El concejo cuenta con muy buenas infraestructuras, en concreto el tren, pero está infrautilizada”, apuntó el experto, quien incidió en este tipo de transporte para “conectar de una manera muy eficiente el municipio con Avilés, Gijón y Oviedo”. Rubiera abordó también algunas de los potenciales con los que cuenta Castrillón: el turismo. “Solo hay que ver las furgonetas aparcadas en Salinas de gente que viene a hacer surf. La más barata vale 50.000 euros. Viene gente de Francia y Alemania que valora más que los asturianos lo que hay aquí”, apuntó en su ponencia, en la que advirtió del peligro que supondría caer en un modelo urbanístico de segundas residencias: “El peligro es que esto puede generar una dinámica de construcción depredadora del suelo. A corto plazo es atractivo, pero a costa de un falso crecimiento. A largo plazo se convertiría en un desastre”.

Por otro lado, la intervención del consultor de planificación Juan Requejo Liberal versó a través de una visión urbanística más general que ayudara a extrapolar algunos conceptos al ámbito municipal. Sobre todo, Requejo subrayó la idea de que cualquier Plan de Ordenación no puede ser cerrado, ya que atiende a un territorio vivo en continuo cambio. “Hay muchos que apuestan por políticas de fosilización”, comentó durante su ponencia.

Además, el consultor de planificación abordó y ejemplificó problemas globales que exigen una respuesta local de manera conjunta en todos los territorios, como es el impacto medioambiental y la sostenibilidad. De igual modo, Juan Requejo destacó durante su intervención la imagen de marca que puede ofrecer Castrillón desde una óptica turística.

“No se puede llenar todo de hoteles”, advierten las asociaciones ante futuros desarrollos

El turno de tarde de “Miradas sobre el territorio” estuvo dedicado en su totalidad a la interacción de forma activa del tejido asociativo de Castrillón con los dos ponentes de la mañana: Fernando Rubiera Morollón y Juan Requejo Liberal. Al debate sobre la planificación del Plan General de Ordenación (PGO) acudieron representantes de la Asociación de Profesionales y Autónomos de Comercio, Hostelería y Servicios de Castrillón (Castricom), un agente de desarrollo rural, un agente de desarrollo local, representantes de la Ucayc, la Cámara de Comercio y de UGT. Además, también estuvieron presentes la Alcaldesa, el concejal de Urbanismo, el concejal de Obras y la directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado de Asturias, Sonia Puente.

Durante la sesión –moderada por la arquitecta Laura López– se abordaron diferentes asuntos de preocupación para el tejido asociativo local. En este sentido, los representantes incidieron en la idea de que el PGO sirva para resolver problemas actuales como el cierre de locales comerciales o el desarrollo de la zona rural, a través de la proyección de áreas sostenibles sin llegar a la industrialización.

Respecto al área turística, el tejido asociativo no apostó por que se impulse de una forma masiva, sino por un crecimiento hacia un turismo en forma de actividades que generen un paso continuo de visitantes. “No se trata de empezar a poner hoteles en todos los sitios”, comentaron. Asimismo, también incidieron en el apoyo a los comercios locales en el aspecto sostenible y en las mejoras que estos necesitan para afrontar el pertinente cambio hacia la era digital.

Compartir el artículo

stats