La fuerte mar de los últimos días –más lo acumulado de semanas atrás– ha convertido la playa de Los Quebrantos de San Juan de la Arena en una especie de cementerio de maderas, troncos y basura, como se puede observar en la imagen superior. El pasado diciembre el alcalde, Jaime Menéndez Corrales, ya urgió soluciones. El Ayuntamiento debe pagar por la limpieza del arenal a Cogersa.