Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia rechaza la petición del fiscal de repetir el juicio de las piscinas de Corvera

El recurso rebaja a la mitad las penas a una exconcejala avilesina y a un empleado condenados

La Audiencia Provincial de Oviedo acaba de rechazar la pretensión de la fiscalía de repetir el juicio de las piscinas de Corvera, que se celebró en 2019 con el objetivo de discernir si la explotación de las instalaciones por parte de una empresa había generado réditos personales para una decena de personas, entre ellos los exconcejales avilesinos de la Agrupación Social Independiente de Avilés Miguel Ángel Villalba y Elena Villalba.

La titular del Juzgado Número 1 de Avilés, que fue donde se vio el pleito, liberaba de toda carga al director económico de la empresa, aduciendo que este acusado se limitó a visar las facturas que el director territorial le giraba. La Fiscalía le atribuía un mayor protagonismo, pero ahora la Audiencia Provincial le ha quitado la razón porque, como se puede leer en la nueva sentencia, era su función “comprobar que los datos de las facturas eran correctos a efectos fiscales”. No podía, sin embargo, “rebatirlas”. La sentencia original ya absolvía de todo cargo a la empresa contratista, una situación que se mantiene ahora.

Para la Audiencia Provincial de Oviedo, los acusados que declaró culpables el juzgado avilesino –los dos exconcejales y el director territorial de la empresa explotadora (entonces) de las piscinas de Corvera– idearon “un plan destinado a obtener fondos de la mercantil con los que satisfacer sus necesidades personales y familiares y financiar las actividades de su partido, a cambio de la concesión de ciertos beneficios en forma de contratos con distintas administraciones públicas al amparo de su posición política y relación con otros cargos públicos”.

La sentencia de la Audiencia Provincial rebaja a la mitad las penas para dos de las tres personas declaradas culpables. Elena Villalba y el exdirector territorial deberán abonar 180.000 euros frente los 354.000 de la condena inicial. Tanto la exconcejala como el empleado vieron reducida sus condenas de prisión de dos años y medio a un año y tres meses. Para Miguel Ángel Villalba se mantiene la pena original.

Compartir el artículo

stats