Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La limpieza de playas en verano les cuesta a los tres concejos costeros más de 200.000 euros

Los municipios reclaman al Principado una ayuda para hacer frente a los gastos que tienen que asumir para dar servicio a miles de visitantes

Playa de Salinas. | M. Villamuza

Los tres concejos “playeros” de la comarca avilesina ya se preparan para iniciar los preparativos de cara al próximo verano. Castrillón, Gozón y Soto del Barco destinan cada periodo estival más de 200.000 euros en conjunto solo a la limpieza de los arenales. La cifra se dispara cuando esa cuantía le tienen que sumar el servicio de salvamento. Este elevado coste para las arcas municipales hacen que cada verano se reaviven las demandas de los municipios costeros reclamando ayuda financiera al Principado. Pero un año tras otro, claman en el desierto.

El consorcio público Cogersa, integrado por todos los ayuntamientos asturianos y el Principado para la gestión de los residuos en la región, se encargó durante dos décadas de la limpieza gratuita de las playas de los 18 municipios costeros de la región. Pero la reforma de la administración local y las modificaciones de las leyes de estabilidad presupuestaria, impidieron que continuara con esa labor al no figurar en sus estatutos. Y menos aún hacerlo gratis.

Así que en 2019 los ayuntamientos de esos 18 concejos se encontraron que contratar la limpieza con Cogersa les resultaba hasta un 30 por ciento más caro que con otras empresas privadas. Así que cada uno tuvo que buscar una solución por su cuenta.

Playa de Xagó. | Miki López

Ya entonces la Federación Asturiana de Concejos (FACC) había solicitado al Ejecutivo regional que colaborase económicamente con los ayuntamientos en la limpieza de los arenales, como ocurre en otras autonomías. Pero la respuesta fue negativa. El único compromiso que adquirió entonces el Principado se limitaba a estudiar si financiar la limpieza en Soto del Barco y Ribadesella por los últimos temporales.

Así que, de repente, los ayuntamientos asturianos se vieron sumidos en la soledad para afrontar el abono de un servicio que favorece durante tres meses a la totalidad de los asturianos y a los miles de visitantes que llegan a la región cada verano, se quejan los municipios.

El Ayuntamiento de Castrillón, que encabeza Yasmina Triguero, tiene contratada la limpieza de todo el concejo con Daorje, y en ella van incluidos los arenales. Pero durante los meses de verano, el consistorio tiene que aportar una cuantía adicional de 16.000 euros para que los arenales se limpien todos los días.

Playa de Los Quebrantos. | M. V.

El Ayuntamiento de Gozón dedica cada año 130.000 euros solo a la limpieza de las playas. Su alcalde, Jorge Suárez, explicó que el contrato se sacó a licitación el año pasado para ese ejercicio y el actual, e incluye el movimiento de arena en Luanco y el cribado en el resto de las playas. Ahora se está abordando la retirada de troncos en la playa de Xagó, y a continuación, en colaboración con la Dirección General de Medio Natural, se desarrollará una campaña de limpieza y mantenimiento en la que el consistorio se plantea solicitar la colaboración ciudadana.

Soto del Barco es el único concejo junto con Ribadesella que adjudicó la limpieza de las playas a Cogersa. El contrato incluye la recogida de hasta 600 toneladas de residuos, y lo que exceda lo tiene que pagar el Ayuntamiento aparte. Hubo años en los que se llegó a las 3.000 toneladas, afirma su alcalde, Jaime Menéndez Corrales.

El cálculo del gobierno local es que el coste de la limpieza de Los Quebrantos se sitúa entre los 60.000 y 80.00 euros cada verano.

“Se tienen que buscar fórmulas de ayuda porque esa inversión no retorna y es un gasto enorme cada verano”, coinciden los alcaldes.

Compartir el artículo

stats