Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sanjuaninos rememoran en las calles de Avilés el último deseo de Cristo

Centenar y medio de cofrades de San Juan Evangelista protagonizan la procesión de la Tercera Palabra

42

EN IMÁGENES: Los sanjuaninos protagonizan la procesión de la Tercera Palabra en Avilés MARÍA FUENTES

Centenar y medio de cofrades de San Juan Evangelista, los conocidos como sanjuaninos, este año en su 75.º aniversario, se demoraron un cuarto de hora en tomar las calles más céntricas de Avilés, pero cuando lo hicieron la entrega de los fieles fue cerrada. La de ayer por la tarde fue la procesión de la Tercera Palabra, el momento que recuerda el propio santo patrón de la emblemática hermandad avilesina en su Evangelio: “Jesús, al ver a su Madre y junto a ella al discípulo al que amaba, dijo a su madre: ‘Mujer, ahí tienes a tu hijo’. Luego, dijo al discípulo: ‘Ahí tienes a tu madre’. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió como algo propio”.

Por cuarto año, una treintena de sanjuaninos llevaron a hombros el paso que suma al Señor, a la Dolorosa y al propio San Juan, un paso de cuatrocientos kilos que salió por primera vez a cuestas en 2017 y que no dejó de hacerlo hasta 2019. Lugo vino la pandemia y ayer, una nueva normalidad de incontables personas tomando las calles del casco antiguo.

Los más pequeños de la cofradía iniciaron la procesión abriendo el camino a los hermanos penitentes. Una banda de tambores marcaba el camino a los costaleros, pero también a la Verónica, el paso previo, este, empujado por diez sanjuaninos. Los teléfonos móviles dejaban huella de la procesión posterior a la Última Cena, la misma huella que los aspirantes a ganar el concurso de fotografía dejaron con sus objetivos. El cuarto año de la Tercera Palabra a hombros.

Por otro lado, el colectivo cultural “La Caravana del Verso” homenajeó ayer, festividad de Jueves Santo, al poeta de la Generación del 27 Gerardo Diego en la iglesia vieja de Santo Tomás de Cantorbery. Lo hizo leyendo y reinterpretando los versos de de su “Vía Crucis”.

Compartir el artículo

stats