La Fiscalía del Principado de Asturias, Sección Territorial de Avilés, solicita la condena de un acusado de maltrato continuado a más de veinte perros, a los que tenía en una finca de Castrillón en condiciones insalubres. La vista oral está señalada para este miércoles, 20 de abril de 2022, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés, a las 09.45 horas, según ha informado la Fiscalía.

El Ministerio Público sostiene que, sobre las 20.00 horas del día 24 de junio de 2019, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil realizó una inspección en una finca de Castrillón, propiedad del acusado, quien se encontraba al cuidado de 24 perros, entre adultos y cachorros. Los agentes comprobaron que los animales se hallaban en unas condiciones de insalubridad importantes.

Algunos de ellos estaban atados permanentemente, con cadenas de cortas dimensiones, no disponían de comida de forma habitual y rutinaria ni de agua limpia, estaban rodeados permanentemente de sus propios orines y excrementos y tenían pulgas y garrapatas, con lesiones en la piel compatibles con la presencia de parásitos, de acuerdo al escrito de fiscalía.

Tampoco disponían de refugios apropiados para guarecerse de las inclemencias del tiempo. En definitiva, estaban en un estado de total abandono en unas instalaciones que carecían de las mínimas medidas de higiene y salubridad exigibles, siempre según el relato del Ministerio Fiscal. En la inspección practicada se encontró el cadáver de un perro, raza sabueso español, que se encontraba hinchado, sin el ojo derecho, con restos de sangre en la zona orbital y con un orificio en la cara interna de la extremidad delantera izquierda.

Asimismo encontraron una hembra, raza grifón, con su pata posterior izquierda enrollada a una cadena. El animal presentaba cojera, así como una herida infectada en el cuello provocada por la cadena que la rodeaba.

Por estos hechos, el Juzgado de Instrucción número 5 de Avilés dictó el 16 de julio de 2019 un auto por el que se acordó, entre otras medidas cautelares, la prohibición al acusado para la tenencia de animales domésticos.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de maltrato animal de los artículos 337.1.a) y 74 del Código Penal. Y solicita que se condene al acusado a 10 meses de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, ambas durante 3 años.