Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Windar apremia para disponer de más superficie y aumentar un 30% la fabricación de torres eólicas

ArcelorMittal ubica en el puerto avilesino el crecimiento de las exportaciones de acero para fotovoltaicas y plataformas marinas

Adolfo Vega, Jesús Alberto González, Enrique Fernández, Ramón Muñoz-Calero, Orlando Alonso, Rocío García y Santiago Rodríguez Vega. | María Fuentes

Las grandes multinacionales usuarias del Puerto de Avilés necesitan espacio con urgencia para atender el incremento de producción en sus factorías. Windar Renovables es la que más premura planteó ayer, pero tanto ArcelorMittal como Fertiberia advirtieron de que necesitaban terreno junto a los muelles a medio plazo. Los responsables de estas compañías expusieron la situación durante la mesa redonda celebrada ayer en el acto de presentación del plan de expansión del Puerto de Avilés, y que moderó el director de la Autoridad Portuaria, Ramón Muñoz-Calero.

El tráfico portuario está estabilizado en unos cinco millones de toneladas anuales. Las principales mercancías que se mueven son los productos siderúrgicos (23%), mineral de zinc (22%), otros minerales (14%), productos químicos como alquitranes, amoniaco, y ácido sulfúrico (17%), zinc (8%) y abonos (6%). Si estas estadísticas se analizan desde la perspectiva de puerto industrial, del metal y del zinc, el Puerto de Avilés se convierte en uno de los enclaves portuarios más importantes del mundo, según afirmó ayer el presidente del Principado, Adrián Barbón.

La industria asturiana en general, y la asentada en el entorno del puerto de Avilés en particular, viven un momento disruptivo acelerado por la transición energética. En ese marco, Windar Renovables, ArcelorMittal y Fertiberia presentaron ayer sus proyectos de futuro y sus necesidades de ampliación para seguir operando desde el puerto avilesino. A todo ello se suma el interés por atraer a nuevos inversores industriales aprovechando la bolsa de suelo liberado de las antiguas baterías de coque, cuyo desarrollo depende de la sociedad estatal Sepides. Son las siguientes:

Windar Renovables. La multinacional avilesina es una de los tres mayores fabricantes de torres eólicas del mundo y el único que fabrica los tres tipos de estructuras para la eólica marina. Su presidente, Orlando Alonso, explicó que su plan de negocio para los próximos tres años contiene tres actuaciones clave. Una es la construcción de una fábrica junto con Navantia en Galicia, la segunda es una nueva planta de fabricación en Polonia para la eólica marina. Y la tercera está directamente relacionada con la necesidad de ampliar en un 30% su capacidad de producción en Asturias. “Pero no tenemos espacio”, advirtió. Esto supone que “si ahora en el puerto hay 600 tramos de torres eólicas, la cifra aumentará hasta los 800 o 900, y no tenemos espacio”.

A esto se suma la necesidad de realizar a pie de muelle una parte de los trabajos destinados a estructuras para eólica marina, con lo que aún necesitará más terreno. “Si queremos que Windar se desarrolle en el puerto necesitamos la ampliación. La colaboración con el puerto es extraordinaria, pero tenemos que agilizar”. Y es que, según explicó, la previsión es que en los próximos cinco años haya un crecimiento mundial del 8% en eólica terrestre y en el de eólica marina aumente en torno al 22%. Orlando Alonso fue más allá, y añadió que a todo esto hay que sumar el riesgo que supone el encarecimiento de las materias primas y los costes logísticos desde Asia, lo que hace que cada vez más clientes reclamen la instalación de las fábricas en regiones próximas. Para finalizar, pidió colaboración porque “necesitamos encontrar espacio y con los servicios complementarios necesarios; de no hacerlo, se estrangularía la producción, la fábrica, y se perdería empleo”, advirtió el presidente de Windar.

ArcelorMittal. La concesión a ArcelorMittal de los terrernos en el muelle de San Agustín finaliza el 31 de diciembre. La Autoridad Portuaria y la multinacional siderúrgica están negociando las condiciones de renovación de este acuerdo, en las que el Puerto pretende incluir una modificación que permitar reordenar ese espacio para un mejor aprovechamiento. El jefe de la cadena de suministros de la compañía para toda España, Adolfo Vega, mostró ayer la disposición a la negociación, pero advirtió de que “necesitamos el espacio” para los proyectos de futuro que ArcelorMittal impulsará desde Asturias, “porque tenemos que ser competitivos no solo en el mercado, sino respecto a otras plantas del grupo, tanto en producción como en logística”, remarcó.

Por un lado, está el incremento de producción de “magnelis”, un acero con especial resistencia a la corrosión que se fabrica en Avilés destinado a instalaciones fotovoltaicas. “Se espera incrementar la exportación entre 30.000 y 40.000 toneladas al año”, aseguró Adolfo Vega.

También se prevé un aumento de la fabricación de chapa gruesa de hasta 20 toneladas para torres eólicas y las plataformas marinas, y de chapa larga para eólicos, cuya fabricación se calcula que será de unas 200.000 toneladas al año, de las que 40.000 se destinarán a la exportación. “Gran parte de esta producción se moverá por el puerto de Avilés, por eso el factor coste y disponer de plataformas y de servicios logístico es fundamental para nosotros”, señaló el directivo de ArcelorMittal. Y no solo eso. “Asturias necesita al menos una o dos líneas regulares a destintos estratégicos portuarios para la distribución de productos”. La multinacional utiliza ahora líneas ro-ro (que transporta vehículos con carga) desde Santander y Bilbao, lo que incrementa los costes.

La compañía expide además unas 100.000 toneladas de acero por carretera hacia el norte de Europa, “porque en tren es imposible, debido a los cambios de vías”. Así que, “antes seríamos excedentes de espacio en el muelle, pero ahora mismo es una necesidad”, insistió Adolfo Vega. Eso, sin entrar en las necesidades que supondrá además el futuro desarrollo de la fabricación de hidrógeno verde, “que va a ser infinitamente demandante de espacio”, advirtió.

El directivo de ArcelorMittal, a preguntas del director de la Autoridad Portuaria y moderador de la mesa, sí indicó que la compañía “está abierta a otros planteamientos” en el marco de la negociación para la reordenación de los muelles. Pero remarcó que “siempre que se den soluciones tanto de espacios como a los costes” que pudiera suponer cualquier modificación de las condiciones que disfruta actualmente.

Sepides. Rocío García Romero, directora de marketing y comunicación de la sociedad estatal Sepides, fue la encargada de relatar las previsiones para el desarrollo de los terrenos que ocupan las baterías de coque de la antigua Ensidesa, cuyo desmantelamiento ya se ha iniciado. “Tienen un enorme potencial para dar servicio y uso portuario”, aseguró ya al inicio de su intervención. Según explicó, el diálogo es “fluido y constante” entre las distintas administraciones públicas “para identificar las necesidades y ver las oportunidades que se plantean para ese espacio”. Pero añadió que el plan de desarrollo de ese suelo “debe ir acompañado de inversiones de otras administraciones, para que cuente con los servicios e infraestructuras necesarias” que lo coloquen en el mercado en una posición privilegiada.

La directiva de Sepides indicó que la previsión de la sociedad es que el desmantelamiento de las antiguas baterías de coque esté listo a finales de 2023, a lo que seguirá la descontaminación del suelo y la urbanización, que dbeerá estar lista para principios de 2025.

Estas fechas no deben ser, sin embargo, una limitación, explicó Rocío García Romero. “Estamos abiertos a recibir proyectos para ir estudiándolos, y eso se puede simultanear con el avance de los trabajos que se desarrollen en el terreno”.

El objetivo, añadió, es potenciar la actividad innovadora, sin dejar de lado las necesidades de la industria y las empresas asentadas ya en el entorno. “No vaya a ser que la falta de espacio para el crecimiento sea un riesgo”, indicó la directora de marketing y comunicación de la Sepides. Así que la tipología de parcela que se plantea es flexible. Además, será el primer parque empresarial de Asturias que opte a obtener el certificado Verde, una acreditación internacional de sostenibilidad.

“Necesitamos la colaboración e implicación de todos los organismos que tengan influencia directa o indirecta en el desarrollo del futuro parque”, en el que la sociedad estatal invertirá 42 millones de euros. “El éxito de la expansión del puerto de Avilés será el éxito de todos”, indicó Rocío García Romero para finalizar su intervención.

Urgencia y colaboración, las dos claves para impulsar el proyecto de expansión portuaria.

Fernández: “El Puerto de Avilés es la puerta al norte de Europa”


El consejero de Industria, Enrique Fernández, incidió durante su intervención en que la apuesta del Gobierno por la industria es “estratégica”, y que el plan de expansión del Puerto de Avilés “encaja” en el plan de captación de inversiones puesto en marcha por el Ejecutivo regional, con la ventaja de que, por su ubicación geográfica, es “la puerta hacia el norte de Europa”.

Fernández señaló que la región cuenta con elementos tangibles atractivos, como apoyo institucional e incentivos “muy fuertes” ajustados a la inversión en proyectos industriales, pero también buenas instituciones educativas, talento, creatividad, calidad de vida, y además elementos intangibles como la tradición, la cultura y la vocación industrial.

“En Avilés todo esto se eleva a la máxima potencia, con un ecosistema industrial e innovación único. Es una de las mayores concentraciones industriales del mundo, con más de 4.000 empresas solo en el municipio avilesino, y con proyectos estratégicos y muy relevantes de sus empresas tractoras”, señaló el Consejero. También remarcó que una de las características de Avilés era su capacidad de reacción y anticipación a los cambios.

Compartir el artículo

stats