Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés prepara un tejido de nuevas empresas para el Parque Tecnológico

La ciudad logra incluir 12 proyectos innovadores en el programa nacional “Aptenisa Start” para crear startups de apoyo e impulso a la industria

Manuel Campa, Alfonso Eguino –uno de los mentores del proyecto– y Rubén Menes, agente de innovación del Ayuntamiento de Avilés | María Fuentes.

Crear un tejido de nuevas empresas o líneas de negocio de base tecnológica con asiento en el Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación para dar servicio a la gran industria y generar empleo. Este es el objetivo con el que el Ayuntamiento de Avilés participa en el programa “Aptenisa Start”, que ayer se puso en marcha en el Espacio Maqua con doce ideas innovadoras con opción a convertirse en startups. Las propuestas son de lo más variado, desde un sistema para la prevención del “bullying”, hasta la creación de espacios virtuales para que personas ciegas puedan disfrutar y conocer las aves a través de tours por paisajes sonoros.

“Aptenisa Start” es una iniciativa de la Red Nacional de Parques Tecnológicos (Apte) y de la Empresa Nacional de Innovación (Enisa). Se trata de un paso más en el desarrollo e impulso del denominado “Modelo Avilés”, para generar y desarrollar un ecosistema innovador que aglutine la labor de la ciencia, la innovación y la industria.

El Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación fue seleccionado junto con otros nueve de otras comunidades autónomas para participar en “Aptenisa Start”. La entidad avilesina presentó un total de 19 proyectos, de los que fueron seleccionados 12, en el que están implicadas un total de 34 personas, de las que 13 son mujeres. A partir de ahora, se trabajará a lo largo de ocho sesiones, de dos horas cada una, para convertir las ideas en proyectos viables y escalables, con mayor agilidad, capacidad de adaptación y permeabilidad en el tejido productivo.

El desarrollo del programa se ejecutará siguiendo un innovador método desarrollado en las universidades de California y Standford, pioneras del emprendimiento científico–tecnológico. Se trata de acompañar a los emprendedores desde que proponen su idea hasta la constitución real de la empresa, pasando por la validación del modelo de negocio y el desarrollo del cliente a través de entrevistas con el mercado. Para ello se explicarán técnicas de financiación y se reforzarán habilidades de comunicación para acercarse a posibles clientes y “colocar” su producto.

Para sacar adelante el programa, las organizaciones tractoras, La Salle Technova Barcelona junto con la Fundación Parque Científico de Madrid, ponen a disposición un equipo de gestores, emprendedores, inversores, científicos, asesores y directivos con experiencia que apoyarán el desarrollo de los productos, servicios y validarán los modelos de negocio, a través de este primer programa, denominado “Start”. Le seguirán otros dos, “Launch” e “Investors”, que supondrán culminar la creación de la nueva empresa o línea de negocio con la consecución de inversores, tras un año de formación y experiencias.

Manuel Campa, concejal de Desarrollo Urbano y Económico del Ayuntamiento de Avilés, consideró “importante” que los nuevos espacios del Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación sean ocupados por proyectos locales que generen la capacidad de atender a aquellas empresas más industriales “que deben asentarse en terrenos de las antiguas Baterías”.

El también portavoz del gobierno avilesino explicó que una parte de los emprendedores que participan “vienen a aprender y otros, que ya están consolidados, acuden, sobre todo, para poder llegar a la fase final, más ligada con los temas de financiación que permitan sacar adelante sus negocios”.

El objetivo a medio y largo plazo es que las empresas generen empleo, aunque Campa matizó que estos negocios comienzan con pocos puestos, como ocurre con los que se implantan en el centro de empresas La Curtidora, donde se asentaron empresas que empezaron con dos o tres personas en plantilla y tienen más de sesenta.

Compartir el artículo

stats