Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal del turismo rural reclama activar el Niemeyer como polo de atracción a la comarca

ARCA ve un “enorme potencial deslavazado y desaprovechado” que necesita un plan global que incluya a los municipios de influencia de Avilés

Turistas en Cabo Peñas, en una imagen de archivo. RICARDO SOLIS

La patronal asturiana de turismo rural, ARCA, reclama una política más activa y dinamizadora de ese tipo de alojamientos en la comarca avilesina, “recuperando” el Centro Cultural Internacional Niemeyer como polo de atracción en el marco de un plan en el que cultura y naturaleza se den la mano. La asociación está realizando un análisis de la situación de este sector en la comarca avilesina y los primeros resultados confirman “un enorme potencial que está sin aprovechar, con múltiples recursos deslavazados y a los que no se saca rendimiento”.

ARCA extiende la comarca a los municipios de Avilés, Castrillón, Corvera, Illas, Gozón, Soto del Barco, Candamo, Muros del Nalón, Pravia y Cudillero. Es, según la patronal regional, el ámbito de influencia de Avilés como cabecera. Entre todos suman en la actualidad 137 alojamientos rurales, que suman 1.327 plazas. Solo Avilés carece de este tipo de establecimientos turísticos.

La Mancomunidad Turismo Comarca Avilés la integran los concejos de Castrillón, Illas y Corvera, además del avilesino. Según el estudio que realiza ARCA, “su política dinamizadora debería ser más amplia, por el espacio territorial sobre el que tiene influencia”, asegura su presidente, Jaime García Martínez. “Lo que existe es un marco de oferta turística y cultural deslavazada, sin un elemento dinamizador que permita una ‘venta’ del conjunto con todo su potencial”, añade.

Y es en ese enfoque en el que la asociación empresarial entiende que el Centro Niemeyer debería jugar un papel “crucial como polo de atracción, tal y como ocurrió en sus inicios y se pensaba que ocurriría, en combinación con el entorno cultural que ofrece la ciudad de Avilés”, señaló Jaime García.

Este centro se encuentra además en un entorno “ideal” para realizar múltiples actividades, como sería el aprovechamiento de la ría para paseos turísticos. Este proyecto está en la mente de la Mancomunidad, y de hecho figura en el plan “Ecoruta: Orígenes de Asturias”, que ha conseguido financiación europea. La Autoridad Portuaria ya ha ofrecido su colaboración, que se sustanciaría en la recuperación de dos pantalanes en la margen derecha de la ría para realizar rutas turísticas por el estuario con la posibilidad de desembarcar a la altura de San Balandrán y San Juan realizar senderismo al otro lado del estuario. Pero de momento, no se ha vuelto saber nada más.

“Ecoruta: Orígenes de Asturias” tiene como objetivo consolidar el producto cultural Camino de Santiago que confluye en Avilés a través de dos rutas: el Camino del Norte y el Camino Francés, además de recuperar el patrimonio arqueológico y el embellecimiento del casco histórico de la ciudad, mejorar el trazado de la Senda Costa Norte, que cuenta con el distintivo Senderos Azules, la creación de un itinerario peatonal y cicloturista del anillo verde de Trasona, una ruta por la Senda de El Escañorio, y la recuperación del observatorio ornitológico de Bayas, entre otras iniciativas.

ARCA aplaude estas iniciativas, pero reclama mayor dinamismo y “amplitud de miras. Cientos de personas visitan todos los años el Cabo Peñas para el avistamiento de aves, la ruta del agua (El Escañorio) carece de proyección, igual que la desembocadura del Nalón... Son solo algunos ejemplos del potencial que existe y que no figura como debe en los circuitos turísticos. Es una pena”, remarca Jaime García.

La patronal del turismo rural apuesta por “un trabajo coordinado” entre los municipios de la comarca para “hacer una promoción potente de su enorme potencial, que puede atraer un turismo de calidad, de poder adquisitivo medio-alto y que no se está aprovechando. El turismo rural está íntimamente ligado a la naturaleza, a la cultura y a la gastronomía. Y hay que darlo a conocer anticipando la información para que el visitante tenga suficiente información de lo que se puede encontrar. No vale con esperar a que llegue aquí para que se encuentre que hay una fiesta, o una ruta magnífica”, señaló el presidente de ARCA.

Una variada oferta de 10.406 plazas para alojar a los turistas

La comarca avilesina que contempla ARCA suma 137 alojamientos de turismo rural que ofertan 1.321 plazas, que se distribuyen de la siguiente manera: 9 hoteles rurales, con un total de 183 plazas; 42 apartamentos con 583 plazas, y 86 casas de aldea que ofertan 555 plazas.

Además, existen otras 9.085 plazas de alojamientos para turistas que se distribuyen en 62 hoteles con capacidad para 2.203 personas; 2 hostales con 38 plazas; 19 pensiones con 265; 9 campings con 4.105; 19 albergues que albergan otras 324 plazas; 53 apartamentos turísticos con 909 más; 108 viviendas vacacionales, que ponen en el mercado otras 667, y 136 viviendas de uso turístico con 574 plazas.

“Estas cifras demuestran la enorme capacidad y oferta que tiene la comarca de influencia de Avilés y su potencial si se aprovecha bien”, aseguró el presidente de ARCA, Jaime García.

Compartir el artículo

stats