Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marta Nieto | Actriz, actúa en “La infamia” el viernes en el Niemeyer

“Lydia Cacho es lo más parecido a una superhéroe que he conocido”

“La situación que vive la periodista, y también la de los pederastas, es horrorosa y tremenda, pero el final es luminoso y profundo”

La actriz Marta Nieto Álex Zea

“La infamia”, el periodismo de denuncia de la periodista mexicana Lydia Cacho tomará forma teatral en el auditorio del Centro Niemeyer este viernes, 13 de mayo, a las 20.00 horas bajo la dirección de José Martret, que fue uno de los fundadores de La Casa de la Portera, una de las mejores salas del teatro alternativo de Madrid, y con la actuación de Marta Nieto (Murcia, 1982). La actriz atiende a LA NUEVA ESPAÑA en una conversación telefónica. La obra aborda una trama de pederastia protagonizada por empresarios y políticos.

–El viernes se transformará en la periodista Lydia Cacho.

–Yo no hago de Lydia Cacho porque no la imito, no soy mexicana, no pongo acento mexicano. Hay un lema que ella tiene que es   #Todassomoslydiacacho, que tiene que ver con la causa feminista, de ponernos todas en el lugar de la otra, de ayudarnos, y esa es la base conceptual de mi interpretación. La función está dividida en dos tiempos. Hay un tiempo real que narra el secuestro y hay otra parte, más teatral, de más acercamiento al público y en la que se cuenta quién es Lydia y de dónde ha salido. Qué pasa cuando te ocurre una circunstancia como esa. He tenido la suerte de contar con Lydia durante todo el proceso creativo, he podido preguntarle millones de cosas y tomar decisiones en función de sus vivencias. Pero eres tú quien lo hace. La idea es que un asunto tan fuerte como este que cuanto más actrices lo representen mejor, tiene un sentido feminista profundo.

–Como actriz, ¿con qué parte se queda del guión?

–Está muy bien entrelazado porque la información se va dando en cuentagotas, va ‘in crescendo’ la intensidad dramática y el final es luminoso, que es una de las cosas más bonitas. Te pone los pelos de punta, tanto la situación que vive la periodista como la de “los malos”, que tienen una red de pederastia, es horrorosa. Es tremendo pero el final es luminoso y tiene un sentido profundo. Sales con ganas de colaborar, de copiar cosas que haya hecho, porque ella se consigue salvar tras ayudar a otras mujeres.

–Y como mujer, ¿qué le ha aportado entrar dentro de ese personaje?

–Tener a Lydia Cacho cerca durante todo el proceso es un ejemplo.Y poder encarnar una parte de su vivencia es un privilegio, es lo más parecido a una superhéroe que yo he conocido. Porque realmente que se salve, que consiga meter a estos señores en la cárcel, que consiga desmantelar esta red de trata de niñas, es de una superhéroe, me supone un honor.

–Los seres humanos y las mujeres, en concreto, deberían tomar ejemplo de Lydia Cacho.

–Cada uno tiene su misión y capacidad. La vida de Lydia es excepcional, por eso es quien es, ha hecho lo que ha hecho y podemos contar su historia. Eso sí, es inspiradora.

–La historia se centra en una trama de pederastia, ¿qué le parece esa lacra?

–Un horror. Los poderosos son voraces y lo único que quieren es ir a más, a más, a más y al final, lo único que tienen es la inocencia de los niños y de las niñas. Es peligrosísimo.

–Los delitos de pederastia sigues repitiéndose en la sociedad actual. ¿El ser humano no aprende?

–Claro. De todas maneras, creo que el amor al final gana. Ejemplos como el de Lydia demuestran que sí se pueden hacer cosas para cambiar la sociedad, si nos unimos todos, si creamos redes y apoyos mutuos. También es importante que nos entrenemos en la solidaridad, sí que se pueden hacer cosas contra las maldades.

–Su filmografía da saltos interesantes, de madre en el cine a periodista en el teatro. ¿Qué posibilidades tiene?

–Soy actriz y con lo que disfruto es encarnando diferentes maneras de pensar y de ser. Si tengo la suerte de trabajar con personajes profundos e inspiradores, muchísimo mejor. Me interesa trabajar con gente que admiro y sobre cosas que arrojen cierta luz. Dentro de eso está también lo ligero, la comedia. De hecho, ahora estoy grabando una comedia con Chávarri. Lo apasionante para mí es poder variar y entrar en lugares profundos para aprender algo nuevo.

Al margen de esa comedia, ¿qué otros retos tiene por delante este año?

–Tengo después una película importante en Francia, otra en Madrid con Belén Macías,... este año tengo bastantes películas que me apetecen y tengo un par o tres por estrenar todavía. Comenzamos ahora la gira con “La Infamia” y estaremos todos el año así que estoy contenta.

–Un año bien cargado de actividad.

–Un año intenso va a ser, sí.

Compartir el artículo

stats