Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantera para la robótica

Aguas de Avilés imparte un taller en el colegio de Llaranes para impulsar carreras científicas entre las alumnas

9

Taller de robótica de las alumnas del Colegio Llaranes María Fuentes

Son ocho chicas, estudian 4.º de Primaria, van al colegio de Llaranes y de mayores, algunas, quieren dedicarse a la robótica. Les gusta la ciencia y la tecnología y con juegos manipulativos aprenden destrezas, desarrollan su imaginación y, a su vez, participan en el programa educativo Aquaestem, impulsado por Aguas de Avilés y la Fundación Aquae con el fin de “fomentar el interés de las alumnas de segundo a sexto de Primaria por las carreras científicas y técnicas”. Este proyecto se desarrolla también en el colegio Marcos del Torniello.

La tarea de ayer se centraba en construir una carretilla para que “Andrea” y “Javi”, los personajes, puedan llevar “garrafas de agua a un pozo”. Las niñas deberían usar para ello piezas de Lego. Se dividieron en dos grupos de cuatro. El primero estaba formado por Lina Elcarraz, Janet Elena Monteiro, Gerley Escallón y Naiara Martín. Cristina Alonso, Livia Martínez, Selene Montoya y Judani López formaron el otro.

La idea de estos talleres es romper la brecha salarial y de género, indicó la concejala de Igualdad, Lucía Fernández, al tiempo que la gerente de Aguas de Avilés, Carmen Álvarez, destacó: “La educación es el futuro y es necesario empoderar a las niñas”. La directora de desarrollo sostenible de Asturagua, Leticia Rodríguez, planteó la importancia de las técnicas Steam para forjar nuevas científicas.

Tras haber estudiado a mujeres referentes en estos campos de ciencia y tecnología, algunas de las pequeñas ya pensaban en sus proyectos de futuro como Livia Martínez, quien planea crear un robot “humano que ayude a las personas que tienen problemas” y Naiara Martín anunció una “mascota robot”.

Compartir el artículo

stats