Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“El campo está ahogado, hay que resistir”, se conjuran los ganaderos en San Isidro

Los profesionales del sector critican en la feria de Piedras Blancas las subidas de precios que afectan a los forrajes, piensos y gasoil

Feria de ganado por San Isidro en Piedras Blancas. MARIA FUENTES

Pablo Iglesias tiene 30 años y posee una ganadería de ovejas y cabras en Valboniel; Adán Fernández es ganadero de vacuno en Pulide, cría reses de asturiana de la montaña; y Pablo Lázaro es un aficionado que cría varias razas autóctonas. Los tres coinciden en los mismo: los piensos y forrajes y el gasoil no paran de subir de precio. “El campo está ahogado, pero hay que resistir y buscar soluciones”, sostiene el ganadero de Pillarno Alfonso Martín. Todos exponen sus reses en el recinto ganadero de San Isidro de Piedras Blancas, donde también estuvo ayer Vox para criticar al presidente Adrián Barbón por sus “anuncios electoralistas” para los ganaderos.

En paralelo a la exposición ganadero, hubo tiro con gomeru, corta de troncos y está abierto un mercado bajo carpa de productos de la huerta y artesanía. Allí se encuentran el madreñero Raúl Barbón y el cestero Vicente Alba en plena faena. Mientras, los agricultores exponen sus cosechas, los productores venden miel, pimentón, azafrán y quesos y otros, objetos artesanos, algo habitual por San Isidro, porque es el patrono de los agricultores y del campo. Y hoy habrá más actividad, como el homenaje a los güelos del concejo, Paco Villanueva, de La Llada, y Amalia Fernández, de Piedras Blancas.

Compartir el artículo

stats