Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cortan árboles e intentan tirar a hachazos un poste de la luz tras una verbena en Soto del Barco

El Alcalde lamenta los actos vandálicos, que se añaden a la quema hace días de un contenedor en La Arena e intentos de robo en iglesias

Uno de los árboles talados en Soto del Barco.

La Guardia Civil y la Policía Local de Soto del Barco investigan la corta de árboles y el intento de derribo a hachazos de un poste de alumbrado público la madrugada el sábado en Soto del Barco. El autor o autores de estos estropicios actuaron coincidiendo con la primera noche de verbena de las fiestas de San Isidro en la capital sotobarquense. Nada se sabe aún de la identidad de los vándalos pero sí del enfado del vecindario y del alcalde, Jaime Menéndez Corrales, que ve preocupante que “al parecer, ahora se usan machetes y hachas por las noches como forma de diversión”. “Es decepcionante y alarmante que ocurran este tipo de sucesos”, indicó el Regidor sotobarquense.

El poste de alumbrado público atacado, con varias muescas.

La tala de los dos árboles fue en la carretera general que une Soto del Barco con Pravia, en el entorno de la estación de ferrocarril, un lugar muy transitado. El intento de derribo del poste de la luz fue en la calle La Fontanina, en el entorno de la casa consistorial de Soto del Barco. “Me avisaron trabajadores municipales y me dieron una sorpresa muy desagradable”, señaló Menéndez Corrales, que destacó además la “impotencia” de no poder tomar medidas contra la persona o personas que cometieron esos actos vandálicos durante la noche del viernes al sábado. Ambas zonas están alejadas del espacio donde se desarrollaba la primera verbena de San Isidro, confirmó el Regidor sotobarquense, que recordó además que los árboles talados “costó mucho trabajo que salieran adelante” cuando fueron plantados. Es más, esos árboles eran los “supervivientes” de una colección más amplia. El Ayuntamiento volverá de nuevo a plantar arbolado en esa zona, confiando en que no sufra la misma suerte.

Menéndez Corrales aprovechó la ocasión para repasar algunos que otros actos vandálicos registrados en el concejo en las últimas fechas. “Hace algo más de una semana, unos diez días, quemaron un contenedor en La Arena y ahora les tocó a los árboles, ¿lo próximo qué será, rociar con gasolina la iglesia, el Ayuntamiento, la escuela o alguna casa particular? Esto no puede seguir así”, lamentó el Alcalde.

Además, Menéndez Corrales recordó que hace varias semanas, los cacos forzaron la entrada de la capilla de La Corrada y tras no encontrar “lo que buscaban” se llevaron una campana. El Alcalde detalló también que recientemente la iglesia de Soto del Barco sufrió otro intento de robo con un modus operandi similar al utilizado en La Corrada, pero esta vez sin ningún tipo de botín.

Así las cosas, el Alcalde pide prudencia y respeto por el mobiliario urbano, que la tala de dos árboles y el intento de derribo de un poste de alumbrado público se quede en una mera anécdota tras la primera verbena de San Isidro.

Compartir el artículo

stats