Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Molejón debuta como gestor del Hospital de Avilés, que amplía la cartera de servicios

El centro, que ha recuperado las cifras de actividad previas a la crisis sanitaria, dispondrá de una nueva unidad de recuperación funcional

Antonio Molejón.

Antonio Molejón Iglesias es el nuevo director-gerente de la Fundación Hospital de Avilés, a donde llega procedente de la gerencia del área de Gijón, donde desempeñaba su labor como técnico de Salud Pública. Su principal reto: poner en marcha una unidad de recuperación funcional que permitirá que los pacientes, principalmente de geriatría, que son el grueso de este centro de la calle Cabruñana, reciban el alta médica en condiciones de “máxima autonomía” gracias a un proceso de rehabilitación interdisciplinar que evite situaciones de dependencia.

Trabajará con un presupuesto de algo más de 9 millones de euros, de acuerdo al convenio con el Servicio de Salud del Principado de Asturias, de los que casi cinco irán orientados a procesos de geriatría y, en concreto, 1, 7 millones a la nueva unidad de la que se beneficiarán, según los cálculos del Sespa, unas cuatrocientas personas a lo largo de este año que se pondrá en marcha. Otros 3,4 millones están dedicados a procedimientos de cirugía y más de medio millón a pruebas diagnósticas.

Molejón ha avanzado que su deseo ahora como gestor es “seguir la senda trazada y llevar un hospital muy querido por la población, muy reconocido por su calidad sanitaria, por el trato cercano y cálido”. Su primer aplauso ha sido para los trabajadores – 99 de plantilla más eventuales-: “Son el activo principal”, ha asegurado. A su lado, el director saliente, Luis Gago, que deja el Hospital de Avilés por las oficinas centrales del Sespa, ha valorado que el centro ha recuperado a lo largo de 2021 la actividad precovid a niveles de 2019.

En cifras: a lo largo de 2021 se realizaron 3.780 intervenciones quirúrgicas (en 2020 fueron 2.921). En cuanto a la actividad de consultas, que es la que más pacientes genera en el conjunto de actividades asistenciales, acudieron 17.195 personas. Y se han incrementado hasta 6.674 las consultas vinculadas al convenio singular de pacientes de geriatría, destacando alergia y agudeza visual, que suman más de cuatro mil atenciones. También aumentaron las pruebas diagnósticas de 10.595 en el año 2020 a 14.231 en el año 2021, recuperando la tónica habitual.

“El servicio de rehabilitación presta apoyo a una de las actividades fundamentales del Hospital, el área geriátrica, y tiene como misión la de recuperar o preservar la capacidad funcional de las personas mayores ingresadas. La actividad del área de rehabilitación se centra en las sesiones de fisioterapia realizadas a los pacientes ingresados. En el año 2021, se observan incrementos de actividad del 25% con respecto al año anterior: 813 pacientes ingresados frente a 655, 569 pacientes nuevos frente a 453 de 2020 y 5.783 sesiones en 2021 frente a las 4.453 de 2020”, explicaron.

El equipo de atención Psicosocial, de nueva implantación, fruto del convenio suscrito con la Sociedad de Geriatría y Gerontología del Principado de Asturias, sumó 925 intervenciones, de las que 464 fueron a pacientes y 278 a familiares. Este programa contribuye a la mejora de la calidad de vida de estas personas mayores complementando la atención sanitaria. También establece procedimientos destinados a garantizar apoyo social y emocional a los pacientes, así como a las familias y a los profesionales clínicos.

En el año 2021 se han producido 1.116 ingresos de Geriatría, mostrando una recuperación con respecto al año 2020, aunque el impacto de la pandemia siguió presente a lo largo del ejercicio. Estos ingresos generaron 16.359 estancias durante el año pasado. Los enfermos pasaron unos 15 días en el centro de Cabruñana. Tenían 82 años de media. Falleció el 8,7 por ciento. Con los ancianos se implantó una iniciativa para mejorar su alimentación de acuerdo a los criterios de humanización del centro.

Los responsables del Hospital de Avilés, con la alcaldesa y presidenta del Patronato al frente, Mariví Monteserín, valoraron ayer las obras que se realizaron en el centro para adecuar como unidad covid la unidad del ala Jiménez Díaz.

Compartir el artículo

stats