Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los barrios “entaman” la fiesta estival, pero echan en falta relevo

Villalegre abre el calendario el 3 de junio que seguirán San Cristóbal, La Luz, Llaranes, Versalles, La Carriona o Cantos

Ambiente festivo en Versalles, en las fiestas de Covadonga de septiembre de 2019. | Mara Villamuza

La alegría va por barrios: de Llaranes a Jardín de Cantos, Villalegre, La Luz o Versalles son muchos los vecinos que ya han comenzado a organizar sus fiestas, con programas que se asemejan a la normalidad conocida hasta que irrumpió la pandemia que, también, ha afectado a colectivos como el de Miranda, que este año ha decidido suspender la popular arrozada prevista para finales de julio. Echan en falta relevo generacional.

Los primeros en abrir el calendario estival serán los vecinos de Villalegre, que del 3 al 7 de junio celebrarán las fiestas del Puchero con un cambio de ubicación por motivos de seguridad: serán en las inmediaciones del nuevo parking del barrio, en la calle Hermanos Pinzón.

Así, pues, mientras los de Villalegre cumplirán con el popular “rito del Beso”, los de Valliniello se quedarán con ganas de festejos por San Pedro. “No las habrá salvo sorpresa muy grande: no veo voluntarios”, sentencia Javier Díaz, que fue el último líder de la ya extinta asociación “Fernández Carbayeda” del barrio obrero.

La falta de apoyo juvenil, las exigencias en materia de seguridad, el papeleo y las estrecheces económicas han herido en los útlimos años algunas folixas de verano mientras otras se han fortalecido. Es la cara y la cruz de la folixa comarcal.

Este año volverán las fiestas de San Lorenzo a Llaranes y también los vecinos de la asociación “Pedro Menéndez” organizarán distintas actividades a lo largo del verano si bien el grueso de su programación es en diciembre, coincidiendo con San Nicolás.

En Versalles, con la folixa en la cuerda floja hace pocos años, se esperan unas grandes fiestas el próximo septiembre con el sello de la asociación sociocultural Comver.

Serán los días 2, 3 y 4 de septiembre.

Y el día 8 se celebrará la misa en honor, en este barrio, a la virgen de Covadonga. “Ya estamos trabajando en las verbenas: habrá macrocarpa. También se volverá a celebrar la comida en la calle del barrio”, explica Aida Vázquez. Los de Versalles –el recinto ferial estará en las inmediaciones de La Curtidora– ya le han puesto eslongan a las fiestas: “Volvemos a bailar juntxs en Versalles”.

En San Cristóbal, con la asociación vecinal recién renovada que preside Paz González, se celebrará una jornada de convivencia el primer fin de semana de agosto. Es en este caso la asociación de vecinos la que se encarga de cualquier actividad festiva al no existir comisión de festejos.

En el mes de septiembre saldrán a la calle también los vecinos de La Carriona: “Ya estamos preparando el programa”, avanza Fran Mora, de la asociación de vecinos. Los de Sabugo es previsible que también llenen el barrio por Santa Ana, aunque, a día de hoy, están pendientes de una reunión.

En Jardín de Cantos, entre tanto, no habrá fiestas como tal, pero sí una serie de actividades que se celebrarán durante el mes de septiembre. El cartel de entonces se cerrará previsiblemente este viernes, como avanza Sergio Sanzo, de la asociación de vecinos “El charco”.

En La Luz no habrá fiestas en honor a San Pablo pero sí la jornada de convivencia el 9 de julio, cuando también se entregarán los bollos preñaos y la botella de vino a los socios al corriente de pago. “También retomamos la paella y habrá un menú de paella a un precio de seis euros€ para que pueda ser asequible para el mayor número de personas.

Habrá que retirar los vales con antelación y se podrá hacer en la asociación en los locales que se presten a ello y quieran colaborar. Habrá juegos infantiles y es posible que algo de música para bailar y bajar la comida”, subraya Manolo Miranda, de La Luz. En el barrio también habrá una carrera solidaria por los enfermos de ELA (esclerosis lateral amiotrófica).

Los colectivos vecinales y las comisiones de festejos tienen desde hoy y hasta el 20 de junio para concurrir a las subvenciones municipales: cada asociación podrá optar a una subvención que cubra hasta el 75 por ciento del coste de la actividad, con un límite de 2.500 euros. Las entidades solicitantes sólo podrán presentar un único proyecto objeto de esta subvención.

Podrán recibir la ayuda los proyectos referidos a celebraciones tradicionales, en las que tenga especial importancia la salvaguarda de elementos culturales e identitario del municipio avilesino, y también las fiestas patronales de las parroquias municipales, como entidades de desarrollo vecinal que son, así como las fiestas mayores, como son las de convivencia, de barrio...

La solicitud se deberá tramitar a través de la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Avilés, indicando en el número de expediente AYT/1926/2022. Se deberán adjuntar asimismo los anexos con la solicitud de subvención, la memoria general de la entidad y la memoria explicativa del proyecto para el que se solicita el dinero en cuestión.

Las asociaciones vecinales coinciden en señalar las dificultades con las que se encuentran cada año para celebrar las fiestas populares en sus barrios, la principal actividad de cuya organización son responsables. Seguros, inspecciones, servicios y derechos de autor son algunos de los obstáculos que deben sortear para que los ‘folixeros’ lo tengan todo a punto.

El otro escollo radica en la falta de relevo o personal para mantener activos los festejos, especialmente jóvenes, que estén dispuestos a echar un capote.

A la vuelta a la normalidad festiva en varios barrios de Avilés hay que sumar distintas actividades que este año llegan con fuerza: el más próximo, el Festival del queso y el vino, este fin de semana. Y que las fiestas de prau (o de asfalto), aunque con dificultades, este año remonten el vuelo.

Pelayo Álvarez y Patricia Sánchez, la pareja dispuesta a romper récord de besos en público

Pelayo Álvarez, natural de Villalegre, y Patricia Sánchez, de Piedras Blancas (Castrillón) tienen un importante reto por delante: sellar su amor con besos delante de todo el público (generalmente, mucho) que se da cita a los pies de la ermita de La Luz el primer martes del mes de junio, este año, día 7, para seguir el tradicional rito asociado a la fertilidad.

En 2018, la pareja que participó se regaló 155 besos; en 2019, Leticia Coello Méndez y Juan José Martínez Ascanio se dieron 88...Luego irrumpió la pandemia. Con esta celebración, la asociación de vecinos “El Marapico” pondrá el broche de oro a varios días festivos en los que habrá de todo un poco, también verbenas.

“A día de hoy nos faltan los permisos oficiales así que todo hay que decirlo con prudencia. Pero todo parece indicar que las fiestas se celebrarán en las inmediaciones del nuevo parking”, explica Patricia Leyva, al frente de este colectivo que también recupera, para el domingo día 5, la clásica comida en la calle.

Compartir el artículo

stats