A las 14.57 horas de ayer, agentes de la Policía Local de Avilés intervinieron en la calle José Manuel Pedregal, en respuesta al desvanecimiento sufrido por parte de una vecina de Avilés de 87 años que resultó finalmente fallecida tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. "Ni las primeras maniobras de reanimación efectuadas por parte de los efectivos policiales ni las posteriores completadas por los sanitarios comisionados lograron evitar el fatal desenlace", lamentaron medios policiales.