Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ojos para ver con las manos: Es Retina ya tiene un mural en Avilés

Monteserín ensalza la labor de las asociaciones de enfermos: “Ayudan a orientarse en el camino cuando te diagnostican una enfermedad”

Andrés Mayor y Mariví Monteserín, ayer, junto al mural instalado en el parque de Las Meanas. | Mara Villamuza Mara Villamuza

“El sistema sanitario tiene una función, pero personas como Andrés Mayor y entidades como Es Retina son las que ayudan a los enfermos a orientarse en los caminos que se abren cuando te diagnostican una enfermedad, y su labor es importantísima para empujar en la búsqueda de soluciones”, manifestó ayer la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, en la presentación del mural en homenaje a Andrés Mayor y al colectivo que dirige, que recientemente ha celebrado su 30.º aniversario (aquí puedes leer la información de la celebración). Este mural, ubicado en un lateral del parque de Las Meanas, consta de 95 piezas cerámicas en las que el ojo humano es el elemento común. Son ojos en relieve para ver y sentir también con las manos.

“Estoy agradecido por este mural y encantado de compartirlo con la ciudad, porque compartir las cosas que vamos aprendiendo es lo que más me gusta de este mundo asociativo”, manifestó Mayor, que también recibió distintos regalos, como una placa o una maleta de viaje. Monteserín respondió: “Este mural es muy merecido. Andrés no solo ha trabajado mucho por los enfermos de retinosis pigmentaria, con reconocimiento internacional incluso, sino que es una persona muy bondadosa que se mueve mucho a favor de estos enfermos y sobre todo de la investigación”.

El presidente de la asociación Es Retina nació vidente, pero unos genes caprichosos le hicieron perder la visión de forma gradual. Sufre retinosis pigmentaria, una enfermedad catalogada como rara por su baja prevalencia, que es crónica y hereditaria y se caracteriza por una degeneración lenta y progresiva de la retina.

El presidente de Es Retina incidió en que la asociación lleva ya tres décadas trabajando en un tratamiento curativo o paliativo de estas patologías de la vista y destacó la reciente curación de una niña asturiana. “Este ha sido el gran regalo que nos ha traído este año y yo estoy muy contento porque todos los esfuerzos realizados han dado sus frutos”, dijo Mayor, que consideró que en Asturias hay alrededor de 1.000 personas afectadas. Además por cada persona afectada hay cuatro personas portadoras.

“Son personas que hoy tienen más esperanza que ayer, y esto nos anima a seguir trabajando y a seguir apoyando la investigación sobre todo”, recalcó.

El mural se trata de un obsequio de la ciudad a Es Retina Asturias, presentado en octubre durante la celebración del treinta aniversario de la entidad. Está formado por 95 piezas elaboradas, en su mayor parte, durante el desarrollo de la Noche Blanca de 2021 y que, unidas, tienen nombre propio: “Enseñando a mirar”.

Compartir el artículo

stats