Licitan el dragado del puerto de La Arena para eliminar los sedimentos del Nalón

“Es necesario pero es pan para hoy y hambre para mañana, tienen que construir diques”, defiende el alcalde, Jaime Menéndez Corrales

Embarcaciones amarradas en el puerto de La Arena. | P. S.

Embarcaciones amarradas en el puerto de La Arena. | P. S. / Illán García

Illán García

Illán García

El Gobierno del Principado ha sacado a licitación la obra del dragado del puerto de La Arena, una actuación que será adjudicada de urgencia, según defendió el alcalde de Soto del Barco, Jaime Menéndez Corrales (CISB). La obra tiene un presupuesto de 450.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, que permitirá ampliar el calado, tanto en la zona de amarre como en la bocana de entrada, al extraer cerca de 20.000 metros cúbicos de arena, fango y algas.

El plazo para presentar ofertas a esta licitación finaliza el 7 de junio. La actuación es “necesaria”, defiende el Alcalde, para permitir el uso de algunos de los pantalanes del puerto, actualmente inutilizados por la acumulación de sedimentos del río Nalón.

Sin embargo, Menéndez Corrales fue a más y señaló que la actuación es “pan para hoy y hambre para mañana puesto que no solucionará los problemas del puerto, ya que el río Nalón seguirá arrastrando materiales y los sedimentos se acumularán y en un año o dos, todo estará igual”. El dragado estaba pendiente de ser ejecutado en 2021, como figuraba en el presupuesto regional.

El Alcalde de Soto del Barco defiende que el puerto de La Arena requiere de un plan integral de protección que traiga consigo “la construcción de diques” para impedir que ni el curso del río ni sus crecidas depositen materiales en la zona portuaria.

Según explicaron desde el Gobierno del Principado, el dragado del puerto de La Arena se efectuará desde el mar mediante la utilización de una embarcación, y también desde tierra, para lo que se empleará una retroexcavadora que trabajará desde el cantil y cargará los residuos sobre un camión.

En este plan, el Principado prevé ejecutar dos niveles de dragado: en la zona este de amarres se fijará un calado de al menos 1,5 metros de profundidad y en el resto del puerto, incluyendo la bocana, se alcanzarán como mínimo los 2,5 metros.

Esta intervención intentará solventar los problemas que generan los depósitos de arena y otros materiales que llegan al puerto y dificultan las maniobras de la flota pesquera y deportiva de La Arena.