Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fuente de Pedro Menéndez ya es historia

La empresa Mevals avanza en el desmontaje del caño ante la mirada de numerosos curiosos, divididos sobre su traslado

La fuente de la plaza de Pedro Menéndez, sin el pináculo. | Inés Escandón

La fuente de Pedro Menéndez ya es historia. Operarios de la empresa Mevals Proyectos y Construcciones comenzaron ayer a seccionar el caño entre la mirada de buen número de curiosos, divididos sobre su traslado. Porque su mudanza tiene muchos detractores, pero también son numerosos los vecinos que consideran que ha sido excesivo el ruido que ha acompañado a la decisión municipal de quitar la fuente por las obras de peatonalización del entorno del parque del Muelle.

Con el vaso ya completamente derruido, los operarios se afanaron en el desmontaje de la fuente de piedra en tres secciones, para su traslado al taller en el que se procederá a su restauración.

Una grúa retira el pináculo de la fuente. En el círculo, detalle de los trabajos. | M. Villamuza

A pie de tajo se encontraba ayer por la mañana Manuel García, avilesino jubilado aficionado a fotografiar y archivar las obras que se acometen en la ciudad. «Tanto me da que la fuente esté aquí como en el nuevo sitio donde la van a poner. Todo en la vida tiene que cambiar, también en las ciudades, y no soy yo quien para discutir si este es el sitio para mantenerla o no. Cuando quitaron el crucero de Carlos Lobo, eso sí que no me gustó», apuntó tras capturar con su cámara la retirada del pináculo.

«Pasaba por aquí, y me encontré con que la estaban retirando. Me da mucha pena esto, son muchos años los que llevaba aquí esta fuente, el Ayuntamiento no hace caso a nadie», criticó otro espectador, vecino del centro, que pidió guardar el anonimato.

La fuente de Pedro Menéndez ya es historia

A no muchos metros de la plaza vive Antonio Rodríguez Gómez, que también siguió ayer el operativo. «Está la gente revuelta, pero la fuente aquí no pinta nada, esto era una rotonda pero ahora será una plaza, va a quedar un sitio diáfano, estupendo. Y la van a ubicar en otro sitio. Otra cosa sería que la tiraran», opinó.

Tras su restauración en un taller, la fuente se instalará en la glorieta donde confluyen las avenidas de Alemania y La Constitución, una de las puertas al barrio del Nodo. Se renovará en su totalidad el sistema de bombeo y los mecanismos hidráulicos y se le dotará de un dispositivo de alumbrado ornamental mediante tecnología LED que, mediante la combinación de tres colores (rojo, verde y azul), permitirá generar una amplia variedad de tonos de luz. Ya no será, en todo caso, la fuente de la plaza de Pedro Menéndez, una zona que quedará diáfana a finales de semana, paso previo a su reurbanización.

Compartir el artículo

stats