Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Feito, de vuelta a casa: el busto de Favila entra en la fundición

La obra, que ahora es de barro y será de bronce, lucirá sobre un pedestal ante la iglesia de Santo Domingo de Miranda

José Manuel Feito, en una imagen tomada en 2008. | Ricardo Solís

“Ya está todo listo para entrar en la fundición”. Habla Amado González Hevia, Favila, que lleva meses y meses modelando con barro el busto que lucirá sobre un pedestal en el pórtico de la iglesia de Santo Domingo de Miranda en recuerdo del párroco José Manuel Feito, fallecido en junio de 2020.

Favila conocía bien a Feito por varios motivos. Uno, clave: por haber participado en no pocas actividades culturales de la ciudad y eso le ayudó mucho a definir su obra y a conocer algunas de las expresiones faciales básicas del querido párroco mirandino e investigador. “Partí de fotos para hacer el busto, pero como le conocía me valió mucho más a la hora de modelar, José Manuel Feito tenía un gesto especial, una media sonrisa y creo que al final quedó conseguido”, afirma el artista, que confeccionó la pieza en la escuela de Artes y Oficios de Avilés, donde ayer ultimaba aún pequeños matices de su obra, una pieza que ya fue encargada tan solo un mes después del fallecimiento del mirandino.

Favila ultima el busto de Feito ante las fotos en la que se basó para su confección. | M. Villamuza

La pieza será definitivamente de bronce, pero para llegar a este estado, explica el artista, pasará por diferentes procesos: “Se utilizará una técnica que se llama a cera perdida, más tarde será cera hueca, saldrá un molde refractario, la cera desaparecerá con el calor y llegará después el bronce”. La fundición se llevará a cabo en Auriga, en una nave del polígono industrial Pepa y todo el proceso tendrá una duración aproximada de unos veinte días. Ese tiempo incluye el secado.

Para llegar a ese estado, Favila comenzó a diseñar primero una maqueta a pequeña escala. Paso a paso, fue modelando su creación con barro y así ayudar a mantener viva la figura de un párroco e investigador cultural que siempre será recordado en Miranda y en Avilés.

Favila no descansa y ya tiene previsto comenzar con otro busto a otro avilesino histórico. En este caso, será para dedicado al exboxeador y “bronce” olímpico en Munich 1972, Enrique Rodríguez Cal ‘Dacal II’. “Ese busto será colocado en el polideportivo de La Toba, que le van a poner el nombre de Dacal”, indicó el artista avilesino.

Compartir el artículo

stats